Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Cine’ Category

me pregunto el por qué a los hombres se les dificulta tanto vivir en el presente

Me gusta el cine, y podría decir que me gusta casi de todo un poco (excepto los musicales), también me agradan las películas extranjeras que en ocasiones clasifican como cine arte pues siento que son una bocanada de aire fresco dentro del cine superficial al que nos tienen acostumbradas las producciones norteamericanas. No quiero decir que todo lo que se filma en Estados Unidos sea malo, pero a mi particular punto de vista muchas de sus películas tienen una especie de “final feliz” que me hace sentirlas falsas, algunas se salvan de esta clasificación pero creo que son pocas. Es por ello que cuando se me presenta la oportunidad de ver algo diferente en cine o TV, lo hago, y aunque a veces son películas complicadas de digerir (a veces por las situaciones que retratan o por la la forma en que se dirigieron)  en otras ocasiones me encuentro con muy buenos filmes. 

Así que hace un par de días vi que en una sala de cine de mi localidad  proyectarían en sus “sala de arte” la película japonesa “Tras la Tormenta” (Dir. Hirokazu Kore-eda, 2016) , a primera instancia me enganchó por su país de procedencia y en segundo por el tema de relaciones familiares (que ofrece material para cantidad interminable de historias). 

Aclaro que por una parte tengo cierta afición por el cine japonés (especialmente animación, también conocido como anime ) que desarrollé en mis años de estudiante. Lo que hizo interesarme un poco por su cultura que veía retratada en algunos de sus filmes no animados. Aunque no por ello me considere un conocedor experto del tema.

Creo que lo anterior ayudó a mantenerme atento a toda la película, pues sí bien la historia se desarrolla lentamente, la disfruté, pues la atmósfera era muy íntima y me hacía sentir como parte de la acción, un espectador presente pero mudo ante todo lo que sucedía. 

En cuanto a los personajes, durante muchas partes de la película me sentí identificado con el protagonista, precisamente por su complicada condición profesional actual (además tratando de vivir de sus glorias pasadas), la relación con su madre (recientemente viuda y con problemas de edad) y los constantes reproches/pleitos con su hermana. A lo anterior, sumemos un matrimonio con una hermosa mujer que terminó en divorcio más los problemas de no poder ver con frecuencia al hijo de ambos ya que el protagonista no paga la manutención que le corresponde por gastar el dinero en apuestas. En un momento dado el hijo, dentro de su curiosidad natural,  le pregunta al protagonista si ha llegado a ser el hombre que quería ser (lo cuál en lo personal se me hace una pregunta bastante confrontativa). Así que por momentos me sentí reflejado en las diferentes facetas por las que atravesaba el personaje principal.

Algo lindo de la película es que a pesar de las complicaciones que recorre el protagonista se le presenta una especie de luz en su camino. Tal vez con esto la película pudiera caer dentro del estereotipo de finales felices, pero no lo siento así, pues además de que tiene un final diferente (que no contaré aquí), casi para terminar los personajes llevan a cabo una serie de diálogos y reflexiones ante su situación particular que te hacen meditar sobre ello. Inclusive podría asegurar que hasta la canción de los créditos finales tiene relación con la historia por la letra que maneja. 

Así que de manera general, me gustó la forma en que te lleva la película, pues todo es tan casual-convencional sin dotes de exageraciones en cuanto a la historia, y por tanto un poco más creíble como la vida misma. 
_______________

  Me llama mucho la atención estas películas que retratan pasajes de vida tan cotidianos que te hacen sentir como si vieras un episodio de tu propia vida, sin tantos adorno si exageraciones, además de que te hace ver que en todos lugares los conflictos familiares están presentes,  que el amor es la base de todo y por consiguiente es la única manera de poder salir adelante. 

AMDG

Por si desean ver la película aquí en Monterrey, aquí están sus horarios en cinepolis: http://cinepolis.com/pelicula/tras-la-tormenta

Read Full Post »

Perdóname, no puedo hablar más alto. No sé cuándo me oirás, tú, a quien me dirijo. ¿Y acaso me oirás? . Mi nombre es Hor…

pics_la-historia-interminable_blog

Hace un par de horas vi por cable la película “La historia sin fin”  adaptación del libro del mismo nombre cuyo autor es Michael Ende.

 

Sin intención de ahondar mucho en el libro, solo quería comentar la nostalgia que me surgió al ver la película, que me decidí a escribir algo sobre ella. La historia es maravillosa y recuerdo que mi primer acercamiento con ella fue en la secundaria, cuando en los libros de español incluían algunos fragmentos de obras literarias y entre ellos venía este libro.

Pero curiosamente mi encuentro con Michael Ende no fue solamente con este libro, también hubo otro cuya portada y nombre siempre me causaba curiosidad, desafortunadamente la curiosidad no fue la suficiente como para abrir el libro y leerlo. Me refiero a Momo.

 

pics_momo_preview1_blog

Admito que al inicio pensaba que era una historia de miedo, pues era lo que imaginaba al ver la imagen, pero creanme, que esta se disipa agradablemente cuando se lee el libro.

Por tanto, pasaron muchos años desde que tuve contacto con estas historias hasta que pude hacerlas mías al momento de leer. Y es que el decir “hacer mía” no es algo dicho al azar, pues así como Bastián Baltasar Bux hace suya la historia del reino de Fantasía, yo como lector hice su historia mía (y la de Momo también). Y es que es un deber mencionar que estas historias dejan huella por la imagen que desarrollan dentro del lector, y que aunque se realicen adaptaciones , difícilmente lograrán captar toda la fantasía que de ellas emana. No quiero decir que sea imposible, de hecho considero que pueden alimentar la imaginación de quien las lee, pero es muy diferente, por ejemplo, la momo que yo visualicé por medio de la portada y la narración de la historia, con la niña que aparece actualmente en las portadas de los libros.

Estos dos libros no son los único que escribió el autor, hay otro más que lleva la fantasía a otro nivel, que hasta parecía que me encontraba dentro de un sueño (de tan oníricos que eran los cuentos que ahí se reunían), tan así que el libro se llama “el espejo en el espejo” y que a gusto personal, la primera historia merecería por sí misma una adaptación al cine (y no se diga el epílogo).

pics_elespejoenelespejo_blog_52737043

Estos libros, más muchos más me enganchan de tal manera que al terminar siempre dejan un sentimiento de nostalgia y con ganas de más. A pesar de que están catalogados como literatura juvenil pueden disfrutarse a cualquier edad, es cuestión de darse la oportunidad de vivirlos junto con sus protagonistas =)

A propósito, el diálogo del inicio pertenece al libro “El espejo en el espejo”, si te llamó la atención, no pienses más y consíguelo, te gustará.

AMDG

______________

Creo que tenía un año de no escribir, entre la apatía y falta de entusiasmo (porque ideas siempre ha habido) batallé para darle salida a estas ideas y como siempre, escibiendo a media noche… Afortunadamente era una descripción de una película y una referencia a algo que he leído. Definitivamente lo que no se usa, se atrofia. Confío permitirme darme más tiempo para mí y compartir algunas vivencias y/o aprendizajes. Hoy una película me hizo recordar el sentimiento al leer algo que me agrada, pero han habido muchos ojitos lindos (sonrisas y pláticas) que me han creado emociones y palabras que insistente y silenciosamente piden les plasme en papel. Requiero darme ese permiso, requiero darles ese permiso =)

Un saludo a mis dos lectores

 

 

Read Full Post »

Un buen libro o una película (no comercial y de otro país), siempre son una oportunidad de escapar del encierro de la mente…

Hace un par de horas terminé de ver una película europea de nombre “El concierto” (Le concert, 2009; ficha IMDB), me agradó porque ya venía algo “sensibilizado” después de leer el inicio de un libro llamado “La soledad de los números primos” (La solitudine dei numeri primi, 2008; ficha IMDB).

Lo que me enganchó de ambos, fue algo fuera de lo conocido, es decir, en la película “El concierto” que trata la historia de un ex.director de orquesta ruso, que busca la oportunidad de realizar un concierto interrumpido casi 30 años atrás mientras se devela el motivo de sus intereses. Lo bonito de esa película es que pasan la ambientación de la vida cotidiana del protagonista y sus amigos, situaciones tales como organizar la estructura del concierto mientras están en su casa mientras se observa la decoración de la sala de estar y la cocina, o cuando la esposa del director lleva una charola de té o café con unos pequeños platitos con una especie de bocadillo que acompaña la bebida. Se aprecian también otros detalles que pueden ser un poco contrastantes a un hogar de clase media de mi país, si bien la película no tiene una temporalidad precisa, se aprecia contemporánea al año en que se filmó (2009) pero se pueden apreciar las condiciones del entorno en que viven los personajes.

Otro aspecto que me movió esta película es la forma en que la música es una especie de catarsis. No conozco de apreciación musical, tengo otro tipo de formación, y me permite ser más sensible a como el espíritu muestra esa capacidad de expresarse y ser uno mismo, pudiendo reír y llorar de emoción.

pics_pelicula_la_soledad_de_los_numeros_primos

En cuanto al libro “la soledad de los números primos” me enganchó la introducción de el mundo visto desde 2 niños italianos y la forma en que viven sus circunstancias familiares que los orillan a actuar con resultados que -por lo que llevo leído- les afectan. Lo interesante es la forma que en los primeros capítulos el autor adentra en cada personaje y les dibuja con claridad los hilos de intereses e inquietudes que les mueven. Inclusive me dan una idea de como podría ser el interior de la mente de aquellos adolescentes que son reacios a expresarse pero que llevan en su interior una especie de pelea interna que les oprime y les impide conectarse a su entorno. Lo que les orilla a una especie de abismo del que difícilmente saldrán si no consiguen o permiten ayuda. Pero en mi impresión original, falta leer más sobre ello.

Esto es a grandes rasgos algo que pasó por mi mente. Posiblemente tenga que ver mi trabajo de voluntariado aunado a mi formación en psicodrama y el trabajo que realicé en días pasados.

Definitivamente, un buen libro o una buena película pueden ser el alimento perfecto de una mente desesperada que intenta abrirse paso de la ciénega de lo rutinario y gris que atrapa y encajona al espíritu.

Un saludos a mis dos lectores y a quienes me regalan algunos minutos de su vida.

AMDG

Read Full Post »

Muy sentida es la muerte cuando el padre queda vivo. (Séneca, Filósofo latino)

http://www.webcurioso.com/wp-content/uploads/2012/09/despedida-de-un-padre-y-su-hijo.jpg

La pérdida de un hijo

Si en ocasiones pensé que el tema de la perdida de  un hijo no tenía nada que ver conmigo, admito que me equivoqué. Dentro de mi serie de entradas “Cuando alguien se va” Inicialmente pensé dejar este escrito al último, pensando que no tendría mucha relación conmigo, pero lo reconsideré cuando tuve  la oportunidad de volver por televisión una película muy conocida dentro del cine Mexicano: “Ustedes los ricos” (ficha IMDB)  en donde hay una escena muy conmovedora sobre la muerte de “torito”, el hijo del personaje principal llamado “Pepe el toro” (Protagonizado por Pedro Infante), si bien vale la pena ver toda la película para contextualizar y comprender mejor la escena, para mí no deja de ser desgarrador ese momento por el simple hecho de ver a un padre llorar por su hijo. Como espectador soy mudo testigo de como por momentos “Pepe el toro” imagina a su hijo vivo y que juega inocentemente para después despertar a la cruda realidad de tenerlo muerto entre brazos.

Esta película, que estuve viendo en compañía de mi madre nos movió a ambos el sentimiento y no un sentimentalismo barato como el que ofrece la programación basura que hoy en día tristemente ofrecen algunas televisoras nacionales (por ello mi insistencia de ver completa la película). ¿Pero qué relación tiene esta película con el tema de la pérdida de un hijo? pues que han cambiado algunas cosas de cuando contemplé redactar esta entrada y que la película sencillamente ayudó a detonar y conjuntar las ideas para ponerlas por escrito. Recuerdo inclusive una plática alusiva a este tema, en la que un terapeuta amigo mío que me explicaba de como por medio del cine, el inconsciente usa las situaciones proyectadas para trabajar nuestros asuntos internos que aún están pendientes por resolver (por eso en ocasiones lloramos, porque se mueven esas fibras sensibles) y es por eso que aprovecho este espacio y el recuerdo de la película para platicar mis experiencias y punto de vista personal ante este tema.

La pérdida no tiene que ser física

Por entrada se pensaría que cuando se pierde a un hijo, es por medio de la muerte y no siempre es así. Existe la separación del hijo de los padres en cuanto al trato y convivencia.  Los motivos pueden ser diversos pero al menos los casos que he conocido se han dado porque los hijos no saben (¿o no sabemos?) manejar adecuadamente las situaciones que afrontan los padres y que solo a ellos competen, pero curiosamente así como los papás buscan intervenir y arreglar los problemas de los hijos y se “conflictúan” al no poder resolverlos (o que los hijos no les dan entrada para dialogar) lo mismo sucede con los hijos y su intención para con los padres, lo cual conlleva al distanciamiento y posterior resentimiento, haciendo un abismo complicado de cruzar posteriormente.  Cuando me he puesto en el lugar de los padres es muy doloroso el sentimiento que tienen al saber que su hijo no desea saber de ellos y ante los torpes intentos de acercarse a  los hijos, a veces los papás empeoran las cosas, considero que eso es como morir poco a poco, un saber que tu hijo está ahí, y a la vez saber que hay un odio o resentimiento que no le permite acercarse a ti y a la vez no te permite acercarte. También entiendo que la posición de muchos padres es como la de sus homólogos dentro de la parábola del hijo pródigo, de estar dispuestos de recibirle con los brazos abiertos cuando este decida regresar, después de haber aprendido lo que debía de aprender. Lo único que pienso ante esto con los hijos que se alejan de los padres, es que lamento lo dolorosa que será su recuperación cuando comprendan lo que está sucediendo e intenten reparar el lazo con quienes ya no están en vida.

"Madre sufriendo por su hijo muerto / Mother grieving over her Dead Child" / George Minne Yeso, 15,9 x 46,1 x 28,2 cm., 1886. Museum of Fine Arts (Gante, Bélgica)

“Madre sufriendo por su hijo muerto / Mother grieving over her Dead Child” / George Minne
Yeso, 15,9 x 46,1 x 28,2 cm., 1886. Museum of Fine Arts (Gante, Bélgica)

Cuando el hijo se va antes que el padre o la madre

En el apartado anterior, comentaba el caso del hijo pródigo que se va de casa a vivir la vida muy a su manera, dejando acongojado el corazón del padre. Afortunadamente hay una ligera esperanza dentro de éste, de que el hijo estará bien, salga adelante, sea feliz y/o que pueda volver a saber de él. Pero ¿qué sucede cuando las expectativas, sueños e ilusiones que tenía para el hijo se cortan de tajo ante la muerte de éste?, esto es parte de lo que pensé y sentí cuando vi a “Pepe el toro” imaginando ver a su hijo jugando y comiendo. Si yo como individuo tengo planes e ilusiones para mi persona, ¿cómo no las voy a tener para con mis hijos?. He estado cerca de amistades y familiares que han perdido a sus hijos, unos pequeños, otros siendo jóvenes o recién casados. Y es tan doloroso sentir el sufrimiento de esos padres que no logran comprender como sucedieron las cosas, aquella chiquilla que apenas un par de días antes de su deceso reía y jugaba mientras la vestían o alimentaban, o de aquel joven que tenía tantos sueños mientras cursaba su carrera antes de caer enfermo, o sencillamente la ilusión de ver a su hijo disfrutar su matrimonio y prepararse para tener hijos.
Y estas muertes dejan a los padres incompletos, si en la pérdida no física los padres morían de poco a poco, aquí pareciera que mueren por completo al no entender por qué se les arrebata algo que por principio de cuentas consideraban suyo (por algo era su hijo) y aunque las religiones y creencias les digan o les ayuden a reinterpretar el suceso, no deja de aparecer el sentimiento de “era mi hijo, por qué me lo arrebataron?“, “¿por qué a él y no a mí?”, sumado al sentimiento de impotencia, negación y rebeldía que se acrecienta según la forma en que se suscitó la muerte, no quiero imaginar lo doloroso que sería esto si fueran varios hijos los que murieran.

Mi percepción personal

Sinceramente creo que mi opinión importa poco en este punto, pues nada de lo que diga puede aliviar el dolor de un padre ante la pérdida de un hijo, ya sea física o no. Pero creo que soy capaz de percibir y de comprender al menos un poco del sufrimiento que viven en ese momento. Me parte tanto el corazón ver a los padres llorar por sus hijos y sé que nada de lo que diga les aliviará su dolor y lo único que puedo brindar es mi escucha y compasión. Nadie merece sufrir, mas sin embargo lo hacemos. Aún no tengo la conciencia para manejar la muerte de quien sea (inclusive la mía), como un proceso natural de la vida. Pero es el apego hacia las expectativas no cumplidas lo que me duele (o dolerá, según el caso).

Creo que la única manera de aminorar el dolor de mis padres en caso de que yo llegase a morir antes que ellos (como adulto), es viviendo en plenitud y siendo feliz, pues considero que será la única forma en que ellos (mis papás) sentirán que han realizado adecuadamente su labor al darme la vida y formarme. ¿Y en el caso de los hijos pequeños?, valdría la pena pensar como niño nuevamente, y recordar qué quería yo de mis padres cuando era chiquillo, porque más que juguetes y cosas físicas, lo que más quería  era sencillamente ser amado (y por amor me refiero al que implica inclusive corregir) y permitirme ser auténtico.

_________

Muchos me preguntarán el por qué escribo sobre este tema si no tengo hijos, y tienen razón. El que no los tenga no evita que pueda sentir y comprender. En este tiempo he vivido experiencias  y conocido a personas que me han abierto el corazón ante sus vivencias. Tomo de ellas su dolor y aprendizaje y lo uno al mío. Sé que en su momento yo podría atravesar por algo así y dependerá de mí ver la manera de salir adelante.

Mientras tanto, agradezco a todos con quienes he convivido y que me han permitido aprender de ellos. Bendiciones y pronta resolución en sus situaciones, sé que pronto encontrarán el motivo del para qué están viviendo tan dolorosos momentos.

Un saludo a mis dos lectores

AMDG

Read Full Post »

English: Photograph of Fernando Pessoa.

English: Photograph of Fernando Pessoa. (Photo credit: Wikipedia)

Todas las cartas de amor son ridículas… (Fernando Pessoa)*

Todas las cartas de amor son
ridículas.
No serían cartas de amor si no fuesen
ridículas.

También escribí en mi tiempo cartas de amor,
como las demás,
ridículas.

Las cartas de amor, si hay amor,
tienen que ser
ridículas.

Pero, al fin y al cabo,
sólo las criaturas que nunca escribieron cartas de amor
sí que son
ridículas.

Quién me diera el tiempo en que escribía
sin darme cuenta
cartas de amor
ridículas.

La verdad es que hoy mis recuerdos
de esas cartas de amor
sí que son
ridículos.

(Todas las palabras esdrújulas,
como los sentimientos esdrújulos,
son naturalmente
ridículas).

**Heterónimo A. Campos
Versión de Miguel Ángel Flores
Obtenido del sitio a media voz

____________

Este poema es del escritor portugués Fernando Pessoa, y viene a colación porque el día de hoy (11 de junio) estaba viendo la película Historias de Lisboa (Lisbon Story *, 1994), que narra la aventura de un ingeniero en audio que parte de Alemania para ayudar a un amigo suyo, director de cine a terminar una película. Sin entrar mucho en el argumento, el siguiente diálogo (y las secuencias de la película) me engancharon:

El: Te eché de menos, ¿Qué tal en Brasil?
Ella: Fue fantástico.
El: Cuéntamelo todo.
Ella: Está bien, pero ahora no.
El: ¿Cuándo?
Ella: Más tarde., ¿Cómo está tu pierna?
El: ¿Cómo están las tuyas? ¿Cómo están tus labios? ¿Cómo está tu cuello? ¿Tus ojos? ¿Tu voz?
¡Eres tan bonita!

Cuando lo leí, no pude sino soltar un ¡¡¡wow!!! que cuando salen del alma es porque lo que he escuchado o leído, me llegó al corazón, la secuencia es muy sencilla, pero el mensaje es arrebatador, me imaginé a mí diciendo estas palabras a la mujer de la que estoy enamorado, sobre todo el “Eres tan bonita” que aunque sea una palabra sencilla, cuando se dice en el contexto adecuada, con la intensidad adecuada a la persona adecuada, es valiosísima. En la búsqueda de la transcripción correcta del diálogo, me llevó a encontrar que dentro de la película, se narran algunos fragmentos del poeta Fernando Pessoa, y pensando que el diálogo era alguna adaptación de algunos de sus poemas, encontré Todas las cartas de amor son ridículas… que da entrada al presente escrito.

Me gusta el desenfado con el que habla de las cartas de amor y en cierta forma el mismo cae dentro de su crítica lo cual se me hace divertido, sobre todo porque me siento plenamente identificado con lo que escribe, inclusive yo mas que ridículo las tomaría como “cursis”, pues todos los escritos que aquí he redactado hablan del amor, de la forma en que lo veo, siento y doy. También me recordó las cartas de amor que he escrito, tanto anónimas, electrónicas y por supuesto, en papel. Sí, son ridículas pero como dice este poeta, todas las cartas de amor son ridículas por todo aquello que expresamos al estar enamorados. No quiero decir que sea malo (y no creo que la intención del poeta sea la de insultar), sino que si de por sí el amor es un tema extenso, no es tan fácil sublimarlo en palabras y más para quienes apenas lo comprendemos. De cualquier manera es fabuloso escribir del amor tanto cuando se logra como cuando no, pues es de los pocos temas en la vida que todos experimentaremos de una u otra manera (sin meterme a complejidades de Erich Fromm y sus 4 tipos de amor), y aunque suenen ridículas mis cartas, las seguiré escribiendo porque es una de las maneras con las que puedo entrar en contacto con mis sentimientos y expresarlo a la mujer que quiero.

Así que cierro con otro diálogo de la película y con él trataré de conciliar el sueño, aunque el solo hecho de una una mujer te entregue una llave y que le expreses lo siguiente, te deja en vela toda la noche cuando su respuesta es una sonrisa encantadora…

Ella: ¡Tienes que tener una llave!, toma la mía
El: ¿también es la llave de su corazón?, ¿qué es una llave sin un beso?

¡Ah! la belleza del amor que nos mueve con presteza hacia otro corazón…

Un saludo a mis dos lectores y todos que generosamente me regalan unos minutos de su tiempo a leer mis ridiculeces… jaja

Read Full Post »

“El tiempo no muere jamás, el círculo no se completa”

Before the rain” es una película que por medio de tres historias entrelazadas hábilmente maneja los temas del fundamentalismo religioso, patriotismo exacerbado, la búsqueda de la paz (y por consiguiente, ¿el amor?) y la forma en que se mezclan que no dan oportunidad de integrarse  a personas ajenas a estos conflictos, relegándolos a un papel meramente espectador con funestas consecuencias.

Este filme de coproducción Macedonia-Gran Bretaña-Francia, relata como ya mencioné 3 historias que tienen como trasfondo la guerra, en específico se narra la historia de un monje macedonio, que ayuda a esconder a una joven musulmana libanesa que es perseguida por la comunidad cristiana, la 2nda historia trata la situación de una directora de agencia de noticias que vive una relación con un fotógrafo macedonio que decide volver a su tierra, y por último se cuenta los sucesos de este mismo personaje que al regresar de su auto-exilio a su país, se encontrará con el horror de una guerra interna que quizá sea la peor que aquellas que documentó  a través de su lente y a las que ha decidido huir. (http://www.filmaffinity.com/es/film725497.html)

Mi opinión personal

Cuando le vi la primera vez, la encontré por casualidad en un canal por cable y esta se encontraba ya en su tercera parte, pero no hubo gran problema pues la historia impacta por sí misma y en parte considero que ayudó mucho la música (de la cual hablaré mas adelante). Una de las partes importantes de la película es cuando el fotógrafo (interpretado por el actor Rade Serbedzija) se da cuenta que a través de su mismo trabajo, ha permitido y presenciado la muerte de una persona, y que de una u otra forma, ha tomado un partido en una situación en la que supuestamente no debería. Conforme avanza el filme el espectador es partícipe de la decepción de este personaje, que al retornar a su viejo hogar su ilusión se torna en desilusión al saber que su pueblo se encuentra en guerra de ideologías y que él, que viene de un país donde se puede dialogar con mayor apertura los temas que a su comunidad afligen, no le toman en cuenta y si bien en determinado momento le plantean la opción de tomar partido ante una situación trágica que sucede durante su estancia, no es lo que él hubiera deseado en realidad.

Ahora que vi completa la película logré comprenderla mejor, pues todos lo personajes están relacionados por medios de lazos de sangre o de alguna ideología, pero también a través de dos premisas; una de ellas es el tiempo (lo mencionan en cada una de las historias) y la otra refiere a las condiciones atmosféricas, es especial a la lluvia,  pues el clima previo a  esta es denso, pesado como la situación por la cual cada uno de los personajes está viviendo, y como la misma lluvia llega como una refrescante liberación de  esas almas oprimidas. Si el espectador pone mas atención a como suceden los hechos, encontrará algo interesante el cómo se desarrolla el filme.

En lo personal no quisiera contar mas de la historia, pues estas películas son para verse y luego mascar tranquilamente aquellos momentos que mas nos llegaron, ya fuese platicando con alguien más o en la soledad con un poco de vino (tequila en mi caso) pues considero que tiene muchos elementos para re-pensar. Esta cinta a pesar de tener casi 20 años su temática sigue bastante vigente; en menor o mayor medida se asemeja a la situación actual de mi país con esas ideologías políticas que rechazan una apertura de conciencia buscando un bien común, además de encontrarse también similitudes  en la violencia que poco a poco se ha ido apoderando de la sociedad y de como, cuando menos nos lo esperamos estamos inmersa en ella. No dudo el horror que deberá sentir aquél mexicano que tiempo atrás haya salido del país y que por algún motivo debió regresar, seguramente se encontraría con un México violentado, un México que apenas se está curando de una de sus heridas cuando ya se le provocó otras mas… al igual que sucede en la cinta.

OST Before The Rain del grupo Anastasia

La música

En cuanto a la música como lo indiqué, es una mención aparte pues me engachó desde que la escuché de fondo y mas aún la utilizada en los créditos. La banda sonora corre a cargo del grupo Macedonio Anastasia cuya mezcla entre música del tipo sacro con ritmos étnicos de la localidad, hacen una mezcla que para mi gusto, le da una atmósfera perfecta al filme. Para muestra basta un botón, así que les comparto el trailer promocional de esta película y la música de los créditos que finalizan con la melodía “The circle is not round”.

Espero tengan la oportunidad de disfrutar una excelente película perfectamente musicalizada y que aporta mucho para reflexionar.

Read Full Post »

Quiero empezar esta entrada con la siguiente carta: [1][2]

“A mi amada inmortal”

“mi ángel, mi todo, mi yo… ¿por qué esa profunda pesadumbre cuando es la necesidad quien habla? ¿puede consistir nuestro amor en otra cosa que en sacrificios, en exigencias de todo y nada? ¿puedes cambiar el hecho de que tú no seas enteramente mía y yo enteramente tuyo? ¡ay dios! contempla la hermosa naturaleza y tranquiliza tu ánimo en presencia de lo inevitable. el amor exige todo y con pleno derecho: a mí para contigo y a ti para conmigo. sólo que olvidas tan fácilmente que yo tengo que vivir para mí y para ti. si estuviéramos completamente unidos ni tú ni yo hubiéramos sentido lo doloroso. mi viaje fué horrible…

“alégrate, sé mi más fiel y único tesoro, mi todo como yo para ti. lo demás que tenga que ocurrir y deba ocurrir con nosotros, los dioses habrán de enviarlo…

“tarde del lunes… tú sufres. ¡ay! donde yo estoy, también allí estás tú conmigo. conmigo y contigo haré yo que pueda vivir a tu lado. ¡¡¡qué vida!!! ¡¡¡así!!! sin ti… perseguido por la bondad de algunas personas, que no quiero recibir porque no la merezco. me duele la humildad del hombre hacia el hombre. y cuando me considero en conexión con el universo, ¿qué soy yo y qué es aquél a quien llaman el más grande? y sin embargo… ahí aparece de nuevo lo divino del hombre. lloro al pensar que problablemente no recibirás mi primera noticia antes del sábado. tanto como tú me amas ¡mucho más te amo yo a ti!… ¡buenas noches! en mi calidad de bañista, debo irme a dormir. ¡ay, dios! ¡tan cerca! ¡tan lejos! ¿no es nuestro amor una verdadera morada del cielo? ¡y tan firme como las murallas del cielo!

“buenos días, siete de julio. todavía en la cama se agolpan mis pensamientos acerca de ti, mi amada inmortal; tan pronto jubilosos como tristes, esperando a ver si el destino quiere oírnos. vivir sólo me es posible, o enteramente contigo, o por completo sin ti. sí, he resuelto vagar a lo lejos hasta que pueda volar a tus brazos y sentirme en un hogar que sea nuestro, pudiendo enviar mi alma al reino de los espíritus envuelta en ti. sí, es necesario. tú estarés de acuerdo conmigo, tanto más conociendo mi fidelidad hacia ti, y que nunca ninguna otra poseerá mi corazón; nunca, nunca…

“¡oh, dios mío! ¿por qué habrá que estar separados, cuando se ama así? mi vida, lo mismo aquí que en viena, está llena de cuitas. tu amor me ha hecho al mismo tiempo el ser más feliz y el más desgraciado. a mis años, necesitaría ya alguna uniformidad, alguna normalidad en mi vida. ¿puede haberla con nuestras relaciones?… ángel, acabo de saber que el correo sale todos los días. y eso me hace pensar que recibirás la carta en seguida.

“está tranquila. tan sólo contemplando con tranquilidad nuestra vida alcanzaremos nuestra meta de vivir juntos. está tranquila, quiéreme. hoy y ayer ¡cuánto anhelo y cuántas lágrimas pensando en ti… en ti… en ti, mi vida… mi todo! adiós… ¡quiéreme siempre! no desconfíes jamás del fiel corazón de tu enamorado ludwig. eternamente tuyo, enternamente mía, eternamente nuestros.”

Esta carta la busqué después de ver la película Inmortal Beloved (1994) basada en la vida de Ludwig van Beethoven, a pesar de que lo que encontré en la internet señalaba esta película como una biografía un tanto dulzona, no dejó de conmoverme la manera en que actuó el excelente actor Gary Oldman interpretando de manera convincente al extraordinario músico ya mencionado. Sin afán de profundizar mucho en la trama y no arruinar la sorpresa a quienes no la hayan visto, expresaré dos puntos centrales en esta película y es la manera en que el retratan la forma en que Beetthoven vive la música, y lo hace de tal manera que te hace reflexionar como es que un músico virtuoso es capaz de transmitir una emoción por medio de una sucesión de bellas notas que tienen un significado y que no están puestas de manera aleatoria sino tienen un motivo de por qué se acompañan entre sí, como lo señala el siguiente diálogo:

Ludwig van Beethoven: [in reference to “Violin Sonata in A Major, Op. 47” – “Kreutzer”… ] Do you like it?
Anton Felix Schindler: Shh!
Ludwig van Beethoven: I cannot hear them, but I know they are making a hash of it. What do you think? Music is… a dreadful thing. What is it? I don’t understand it. What does it mean?
Anton Felix Schindler: It – it exalts the soul.
Ludwig van Beethoven: Utter nonsense. If you hear a marching band, is your soul exalted? No, you march. If you hear a waltz, you dance. If you hear a mass, you take communion. It is the power of music to carry one directly into the mental state of the composer. The listener has no choice. It is like hypnotism. So, now… What was in my mind when I wrote this? Hmm? A man is trying to reach his lover. His carriage has broken down in the rain. The wheels stuck in the mud. She will only wait so long. This… is the sound of his agitation. “This is how it is… ,” the music is saying. “Not how you are used to being. Not how you are used to thinking. But like this.”

Inclusive, retratan (casi al final de la película) una de las aficiones que supuestamente el músico tenía y se me hizo tan bello porque un artista solamente puede inspirarse de dos cosas que son inmensas, del universo y del amor.

Y ya que hablaré del amor, me encantó la manera en que se maneja un idilio de este señor, que es lo que le inspira a crear parte de su obra (basándonos en la película) y como le lleve al desenlace… de tal forma que mi madre y yo  nos conmovimos, en mi caso algo que me conmovió también, fue una escena en la que está presente el personaje después de una ejecución de una de sus obras y como es reconocido ante la gente, fue otro momento que te mueve.

Vale la pena ver, por tomar en cuenta la forma en que un hombre vivía sus dos pasiones, la música y el amor por una mujer…

Al terminar, como siempre me dio por escribir y recordar esos (ese) amor que me mueve a soñar, crear, imaginar, escribir… le quise dedicar mis palabras o al menos contarle mi experiencia, pero… ¿en dónde está ese amor ahora? no lo sé, le escribo pensando que algún día leerá mis torpes letras que le dedico con ingenuo amor de infante, deseando que en su momento al estar frente a ella, se muestre maduro al mostrarlo con hechos.

pero no lo hay o no quiere hacerse presente, solo queda un recuerdo de lo que busco y que se encuentra latente, y que recurre en mis sueños de forma renuente

Ludwig van Beethoven: [Beethoven raises his fist in the air and mutters his last words] The comedy is over.

Read Full Post »