Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Educación’ Category

“La adolescencia es la conjugación de la infancia y adultez” (Louise J. Kaplan) 

En este 2ndo semestre en mi diplomado de desarrollo humano, me tocó convivir con muchas mamás (la gran mayoría), y un tema recurrente era cómo tratar la adolescencia de sus hijos. Dado que en mi trabajo me toca convivir también con niños,  adolescentes y jóvenes, les compartía que era preciso recordar como fuimos nosotros durante esa etapa (que por lo visto nos olvidamos rápidamente) para así ser más comprensivos (que no es lo mismo que permisivos) con ellos y sus actitudes. 

En mi caso muy particular, aunque me considero una persona tranquila/pasiva,  admito que en mi adolescencia tuve mis arranques/berrinches que la pobre de mi madre tuvo que “soportar” y si bien me dió mis buenas regañadas y chanclazos, recuerdo con cierta consternación que en otros momentos la hice  desesperar mucho e inclusive llorar. Quiero aclarar que lo anterior no lo hacía con la mala intención de despertar por la mañana y decir para mis adentros: “el día de hoy haré sufrir a mi madre”, nada de esopero creo que en esa etapa de transición yo quería experimentar muchas cosas y entre la ignorancia de como llevarlas a cabo, frustración de no realizarlas,  el acoso/bullying escolar,  formación de autoestima y cambios físiológicos internos, hacían de mi persona una bomba de tiempo que le reventó en más de una ocasión a mi madre (y a mi padre, tíos y maestros). 

Y eso,  sucede para todos en mayor o menor grado, quisiera pensar que el olvido de esa etapa es porque a partir de  la adolescencia la vida acontece en un torrente de sucesos en los cuales papá o mamá ya no están cuidándonos ni protegiéndonos todo el tiempo y así,  sin darnos cuenta empezamos a ser parte del mundo adulto (a veces con la fortuna de tener cierta consciencia de ello) con sus respectivas y múltiples responsabilidades.  

Otro aspecto a considerar es la formación de nuestros padres, al no ser educados para ser padres (nadie lo está, ni lo estará) actúan con la mejor intención pero con la peor ejecución, porque sencillamente el tiempo y contexto tanto de ellos como de los hijos es muy diferente, por lo que hay un choque de percepciones de las cuales el hijo no sale bien librado,  ya sea porque hay situaciones que para algunos adolescentes pudieran ser intrascendentes como para otros serán más que mayúsculas. Esto no quiere decir que los papás deban cuidar todo lo que digan y hagan, es cuestión de hacerse responsable de lo que les corresponde a ellos y soltar. Si yo como adulto en algún momento  quedé afectado por vivencias de mi adolescencia, no puedo achacarle culpas a mis padres porque ellos hicieron lo mejor que pudieron en mi formación (y serán responsables de su propia participación) sin embargo yo, si me sintiera como persona afectada, tendré que hacer lo que me corresponda para solucionar mi conflicto. 

Tal vez no sea fácil, pues depende del contexto cultural en el que me encuentre inmerso la manera en que solucionaré mis problemas (pero eso será un tema para más adelante). Pero esto debería darme una idea de la manera en que actuaré cuando experimente el convivir con adolescentes ya sea en familia o en el terreno profesional. 

El poder remitirme al pasado, recordar mi experiencia personal y poner en práctica la empatía, me permitirá ponerme en los zapatos del otro (en este caso el adolescente), conocer parte de sus inquietudes y por lo tanto comprender un poco más qué es lo que le aqueja. De tal manera que si bien NO solucionaré sus problemas, podré apoyarle a que encuentre la forma de resolver los suyos o por lo menos no estorbar en ellos. 

Por ello, además de preguntarle a los adultos que lidian con adolescentes, cómo eran en esa etapa, también les pregunto “¿Cómo te hubiera gustado que te trataran?”, eso por lo menos permite tener una base de donde partir o aproximarse y de antemano entender que también podemos recibir una negativa u respuesta hosca, pero al menos, al ser conscientes de nuestras vivencias previas, podremos actuar en consecuencia de una manera más efectiva y por consiguiente, establecer una mejor relación. 

______

Este tema para mí es recurrente, pues como convivo con adolescentes, constantemente requiero ir y venir a mis recuerdos: ¿Cómo me trataron?, ¿cómo me hubiera gustado que me trataran? Y ¿cómo era yo de inquieto?, con esto busco ponerme en el lugar de ellos y de mis mayores. No siempre es fácil,  pero ayuda y me permite aprender y seguir desarrollándome como persona. 

Como nota final, curiosamente, el día de hoy me pidieron información sobre el tema de la adolescencia y la sexualidad (este último es un tema muy amplio e interesante). 

Un saludo a mis dos lectores. 

AMDG

Read Full Post »

El dolor silencioso es el más funesto
(Jean-Baptiste Racine, 1639-1699; Poeta trágico francés)

 

tapones emocionales

Muchos o pocos (la verdad no lo sé bien) saben que tengo una orientación hacia los temas de desarrollo humano, más de uno pensará (según su experiencia personal) que hablar de ellos son una pérdida de tiempo y que sencillamente no sirven para nada. Fuera de los comentarios anteriores (pues cada uno habla según como le fue en la fiesta), para mí es un tema de suma importancia y que no debe de menospreciarse, pues antes de ser exitosos en el área de la vida que escojamos debemos ser exitosos en nuestra vida personal. Cuidado, no quiero que esto se malinterprete y que se entienda que debamos seamos egoístas en nuestro desarrollo y mandar al diablo a los demás, al contrario, nuestro crecimiento será mejor si manejamos el binomio YO-ENTORNO (por entorno me refiero a quienes me rodean).
He elegido este tema porque en mi experiencia con personas con quienes me he relacionado y he trabajado me han mostrado que es algo que realmente vale la pena, sobre todo cuando observo la manera que logran encontrar y disolver situaciones en sus vidas que en algún momento pasado de sus vidas se tornaron en bloqueos emocionales que interfirieron en sus relaciones actuales.

Ejemplos de lo anterior, hay muchos, relaciones de pareja, con los padres, con los hijos, en el trabajo, en la sociedad, etc. Pero me enfocaré a la parte emocional y manejaré la analogía del agua del río. Supongamos que nuestras emociones son como agua de un río, y según como se nos haya educado habrá a quienes les enseñaron a expresar lo que sienten y otros a quienes no y que según experiencias vividas se han jurado a no volver a sentir ni expresar lo que sienten.  Lo lamentable de lo anterior es que como en el caso de agua, si esta no se deja fluir  por consiguiente se estancará y muchos hemos visto lo que sucede cuando el agua se acumula en ciertos lugares en los que no hay ventilación, se estanca, adquiere mal olor y es fuente de insectos como los zancudos (y que transmiten enfermedades) en pocas palabras se vuelve insalubre. Lo mismo nos sucede a nosotros, conteniendo  nuestras emociones crearemos diques emocionales que a la larga nos terminan enfermando, y si aparte consideramos que la emoción sea cual sea, es energía, seremos un cúmulo de energía reprimida que de un momento a otro, como los diques y presas mal construidos, se romperán y dejarán salir todo esa energía, ya sea en enojo, llanto, tristeza, depresión, etc. (la alegría es una emoción pero si la reprimimos, posteriormente se convierte en algo como lo anterior), por lo tanto quienes sufren las consecuencias de nuestro desborde serán quienes nos rodean.

A manera personal creo que ha de ser muy triste que cuando nos reclaman por todo aquello que estamos liberando no sepamos siquiera decir que no son ellos los culpables de la situación, sino nosotros mismos que no supimos manejar toda esta energía contenida y que desgraciadamente son ellos quienes la reciben sin por qué merecerlo.

veamos unos ejemplos en donde podamos imaginarnos en alguna situación como esta:

  • Estoy con el estrés de una pesada jornada laboral, dolor de cabeza, un tráfico denso y pesado, los gastos de casa, el recordar que llegaré tarde y no podrpe darles un tiempo de calidad a mis hijos y que al llegar uno (o todos ellos) me pida con impaciencia que le ponga atención y juegue con él(ellos).
  • Me abate un sentimiento de  incapacidad al no encontrar un trabajo, las deudas se acumulan con intereses y mientras observo (y pienso que todos los que me rodean tienen trabajos fabulosos), mi novia me pide que salgamos pues casi no salimos, cuando le digo que no estoy de humor (porque posiblemente no quiero preocuparla) se ofende porque siente desplazada y si no se preocupó por lo que le dije, al menos logré que se sintiera mal.
  • El distanciamiento con mi padre o madre o hermano por un pleito lejano y que nunca se habló, por consiguiente el distanciamiento no ha hecho mas que ahondar y extender la brecha que nos aleja y aumentar el resentimiento que busca una solicitud de perdón de su parte para conmigo que posiblemente nunca llegará, aunado a que algo más han sucedido otras cosas que me causa más enojo y resentimiento contra ellos.
  • El niño inquieto de mi clase al que no logro  enseñarle, que se impacienta y deja de hacerme caso y se pone a jugar y me descontrola mi grupo de niños y por consiguiente hace más pesado mi trabajo, observo que ha hecho una travesura que requiere una llamada de atención pero se voltea y me ignora a manera de reto, para colmo los papás no me apoyan y el director no se encuentra el día de hoy.
  • El compañero de trabajo, que junta tras junta llega tarde, excusando de todo un poco y no está aportando al proyecto, lo que deriva en su retraso y con ello peligra el bono económico para el equipo. Se le ha insistido un cambio de actitud pero no se ve algún cambio, para colmo, en la junta dio cifras erróneas que comprometieron más el trabajo de todos. Hay que agregar que ese compañero es el jefe del equipo de trabajo.

y así como estas, agreguen otra situaciones que les sucedan en el día al día…

Responsabilidad

De los ejemplos anteriores ¿quién es el culpable y quién es el que sufre las consecuencias de todo esto?. Si alguien respondió que los culpables son los demás, le invito a leer y reflexionar el párrafo anterior a los ejemplos. En realidad no hay ningún culpable (favor de dejar de usar la palabra culpa como lo hemos hecho hasta ahora ) y pensemos más en ser responsables. Y por responsable no me refiero a ser culpables (que muchos usan de manera indistinta y que no es lo mismo), sino que como individuo que está experimentando esta situación que me incomoda, soy el único que puede resolverla. Pero obviamente dentro de mi estancamiento emocional no puedo pensar con claridad con tanta energía “enferma” dentro de mí.

Siguiendo con los ejemplo, sucede que estas situaciones son meramente detonantes de algo profundo, complicadas y delicados que experimentamos en la niñez y que algunos especialistas sintetizan en rechazo, abandono, humillación, traición, e injusticia (de hecho hay un libro que habla de lo anterior como las 5 heridas emocionales) pero lo anterior no evita que de adultos podamos experimentar otras situaciones que a mi opinión personal derivan de estas (maltrato, violencia doméstica, abuso, engaño, decepción y muchas más).

Bloqueos

Habrá quien diga que no se identifica con nada de lo anterior, pues yo le diría que precisamente porque está bloqueando esa emoción es que menciona que no se identifica. Se nos ha educado para reprimirnos, desde el momento en que nuestros padres, maestros, amigos, etc. nos dicen “ya no llores“, es una manera sencilla y tajante de negar lo que estamos sintiendo, dejarlo al olvido o “sepultarlo” con algunas otras cosas. Pero así como el agua hace camino, los sentimientos buscan salida y poco a poco debilitan esa estructura (careta) que los contiene.

A manera personal he trabajado en mi persona y recuerdo que fue sencillamente porque experimenté el rechazo, tan así que durante una dinámica literalmente exploté llorando pidiendo ser auténtico. Es curiosa la forma en que como persona modifico mi manera de ser para poder ser aceptado entre un grupo de personas. Hay muchos estudios al respecto y no pienso mencionarlos, pero sí comentaré como me sentí cuando en mi desahogo emocional pude expresar mi sentir, a partir de ese momento mi ser se sentía más liviano y curiosamente, mi grupo de amistades (de ese entonces laboral) me desconoció, todo por el hecho de que la careta de rigidez/perfección/moral que me estaba cargando me había vuelto otra persona. Como ese momento ha habido muchos más (y sigue habiendo) y cada que he trabajado alguno de ellos, mi cuerpo libera mucha energía acumulada que me estaba haciendo mucho daño acompañado de mucho llanto . Ello a la vez me ha permitido suavizar las relaciones con quienes me rodean, disminuyendo la fricción existente a la vez que comprendo la forma de actuar de ellos.

En semanas pasadas, me tocó presenciar como un ser muy querido para mí trabajó un evento personal que “supuestamente” para ella no tenía peso, pero a medida que el especialista con quien trabajamos le fue guiando y apoyando en el proceso, empezó a supurar la herida que tanto tiempo atrás había enquistado y dejado en un supuesto “olvido”. Fue doloroso escuchar sus palabras, su sentir y por consiguiente su llanto, pero comprendí que hay heridas que es necesario abrir para limpiar adecuadamente y que duelen mucho, pero permitirán una mejor curación y cicatrización disminuyendo y eliminando el dolor futuro que pudiera surgir cuando por accidente rozamos con ella alguna otra situación.

Por analogías sobre nuestros “tapones emocionales” nunca pararemos, así como tampoco parará el que experimentaremos molestias (muchas veces sin saber el motivo) cuando nos sucedan cosas que de una u otra manera toquen esas fibras que forman parte de nuestro “tapón” y que muy seguramente están ligadas a algo más profundo que fue lo que inició esa obstrucción.

Conociéndome un poco

Nunca está de más darnos la oportunidad de revisarnos al respecto. Desde mi punto de vista personal me he dado cuenta que soy más perceptible a situaciones en mi entorno que me “llegan” con mayor facilidad a mi interior (lo cual antes no permitía), así como también las veo con más claridad cuando alguien las experimenta. Una manera muy simple es cuando veo películas (sobre todo películas no comerciales que retratan con mayor fidelidad las relaciones personales). Esto lo menciono porque generalmente no nos damos cuenta de que es lo que me molesta pero sí lo veo en los otros, y en otras ocasiones estamos tan ciegos que no lo vemos en nosotros ni en los demás.

Con todo lo anterior no quiero tampoco que se malinterprete como una obligación dejar salir nuestras emociones en cualquier momento y en cualquier lugar. Antes de que me linchen por mi inconsistencia, quiero aclarar que así como es sano expresar nuestras emociones, es importante y más sano hacerlo en los lugares indicados, es decir, no nos soltaremos en un ataque de ira en el trabajo, en un restaurante* o de llanto en la escuela de los niños.
Aquí entra en juego nuestra inteligencia emocional, por medio de la cual aprenderemos la manera en que podemos identificar lo que nos duele, sanarlo y por consiguiente manejar una saludable expresión de nuestras emociones  dando como resultado una relación saludable con quienes nos rodean.

Por lo pronto dejaré esta entrada hasta este punto, solo quisiera agregar algunos de los tantos beneficios al poder disolver nuestros tapones emocionales:

  • Disminuye el estrés (y por consiguiente los dolores de cabeza).
  • Nuestro humor mejora bastante (si antes decían que eramos enojones, la gente se siente más a gusto porque no se tienen que cuidar de decir algo que nos haga enojar)
  • Disfrutas más la vida
  • Descansas
  • Tomas las cosas más a la ligera (sin restarle importancia).
  • Te conoces mejor y por lo tanto conoces mejor a quienes te rodean.
  • Comprendes mejor lo que te sucede en la vida (y logras discernir los nuevos mensajes que te llegan)
  • Ayudas a quienes te rodean (hijos, padres o familia van tomando tu ejemplo de cambio personal)

El trabajo es un poco arduo al inicio pues luchamos contra algo que ya estamos condicionados a realizar, pero si nos ponemos en las manos adecuadas y trabajamos a fondo, es posible lograr nuestros primeros avances, la travesía se disfruta más si se realiza acompañado, así que busca un amigo, pareja para que se apoyen mutuamente. Más que un regalo para el alma, es un deber para con el alma.

Un saludo a mis dos lectores y un abrazo a todos que le prestaron ojos y oído a mis palabras.

AMDG

__________

Creo conveniente aclarar que tengo un rato que no escribo, precisamente por algunos bloqueos que aún no disuelvo, así que en parte como lo he dicho anteriormente, escribir es parte de mi propio proceso terapéutico (a la vez que me ayuda a darle mejor orden y cauce a mi Yo creativo).

* Recuerdo una plática en la que una persona de buenas a primeras me empezó a decir muchas cosas (sin siquiera decir “agua va“, o señalar el motivo de esa plática). Si lo vemos desde la práctica de coaching, no hubo un “diseño de conversaciones” claro, que permitiera un diálogo constructivo. Curiosamente pude conservar la calma y dar un respuesta reflexiva a lo que creí entender de todo ese “vómito emocional” que me vertieron encima, aunque admito que ante la insistencia de mi interlocutor que le respondiera tal como me había hablado, lo hice pero de una manera más moderada.
Con la experiencia de ahora, me di cuenta de que me dejé llevar por la emoción y caí en un juego de responder un “vómito emocional” con otro “vómito emocional“, el mío… lo que derivó a un desastre de plática. Mi responsabilidad debió haber sido cortar la emoción (ojo, recuerden que estaba en un lugar público) y dejarla para otro espacio en el que ambos sabríamos que se trataría de un tema delicado y que habría emociones de por medio, pero claro…cuando la emoción se nos sube, nubla el pensamiento y por consiguiente reaccionamos como generalmente lo hacemos.
Muy buena lección que me dio esa persona, lo cual no evita que la mantenga a una sana (larga) distancia.

 

 

Read Full Post »

Seamos conscientes de la valiosa contribución que nos hace en la vida y al mundo un maestro comprometido.

Seamos conscientes que todos somos maestros y a la vez, somos  alumnos.

Dios bendiga a mis maestros y colegas que han dejado huella en mí y que siguen haciendo camino, a continuación les comparto un video de lo que somos capaces de lograr: Enseñando a ser felices (https://www.youtube.com/watch?v=Dc3-srF4kfk)

Documental "Enseñando a ser felices"

Documental “Enseñando a ser felices”

__________

Felicidades a todos los maestros en su día =)

 

Read Full Post »

Con frecuencia creemos que las tragedias que nos suceden en la vida son para hacernos sufrir y no vemos la oportunidad de crecimiento que les acompaña.

Reflexion_haz_buen_arte (1) Reflexion_haz_buen_arte (2) Reflexion_haz_buen_arte (3) Reflexion_haz_buen_arte (4) Reflexion_haz_buen_arte (5) Reflexion_haz_buen_arte 7) Reflexion_haz_buen_arte (7)___________

Todo sucede para algo… debemos de recordarlo siempre =)

Read Full Post »

El consumismo tecnológico-digital nos absorbe y si no tenemos cuidado, nos arrastrará sin darnos cuenta. Este es un contrato que una madre dio a su hijo junto a un anhelado Iphone. Vale la pena leer con cuidado.

 

  1. Es mi teléfono. Yo pagué por él. Yo te lo presto a ti. ¿No soy la mejor?
  2. Yo siempre conoceré la contraseña.
  3. Si suena, contesta. Es un teléfono. Di “hola”, haz gala de tus modales. Jamás ignores una llamada si en la pantalla se lee “Mamá” o “Papá”. Jamás.
  4. Le darás el teléfono a uno de tus progenitores de inmediato a las 19h30 cada día de colegio y a las 21h el fin de semana. Estará apagado toda la noche y se volverá a encender a las 7h30. Si no harías una llamada al teléfono fijo de alguien, donde sus padres pueden contestar, tampoco llames o envíes mensajes con el móvil. Escuchas esos instintos y respeta a las otras familias como nos gusta que nos respeten a nosotros.
  5. No irás al colegio con él. Conversa en persona con la gente a la que envías mensajes. *Los días de media jornada, las excursiones y las actividades extraescolares requerirán consideraciones especiales.
  6. Si se cae en el baño, se golpea contra el suelo o se esfuma en el aire, eres el responsable de los costes de sustitución o reparación. Corta el césped, haz de canguro, ahorra dinero de tu cumpleaños. Si ocurre, tendrás que estar preparado.
  7. No uses la tecnología para mentir, hacer tonterías o engañar a otro ser humano. No te involucres en conversaciones que sean dañinas para los demás. Sé un buen amigo.
  8. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas nada a través de este medio que no dirías en persona.
  9. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas a alguien algo que no le dirías en voz alta y en presencia de sus padres. Autocensúrate.
  10. Nada de porno. Busca en la web información que compartirías abiertamente conmigo. Si tienes alguna duda sobre algo, pregunta a una persona. Preferiblemente, a tu padre o a mí.
  11. Apágalo, siléncialo, déjalo a un lado en público. Especialmente en restaurantes, en el cine o mientras hablas con otro ser humano. No eres una persona maleducada, no dejes que el iPhone cambie eso.
  12. No envíes ni recibas imágenes de tus partes íntimas o de las partes íntimas de cualquier otra persona. No te rías. Algún día estarás tentado de hacerlo, a pesar de tu gran inteligencia. Es arriesgado y puede arruinar tu vida adolescente/joven/adulta. Es siempre una mala idea. El ciberespacio es vasto y más poderoso que tú. Y es difícil hacer que algo de esa magnitud desaparezca, incluyendo una mala reputación.
  13. No hagas tropecientas fotos o vídeos. No hay necesidad de documentarlo todo. Vive tus experiencias. Quedarán registradas en tu memoria toda la eternidad.
  14. Deja tu móvil en casa a veces y siéntete protegido y seguro de esa decisión. No está vivo ni es ninguna extensión de tu cuerpo. Aprende a vivir sin él. Sé mejor y más poderoso que FOMO [en inglés, siglas de “fear of missing out”, el miedo a perderse algo que está ocurriendo, a no estar siempre conectado].
  15. Bájate música que sea nueva o clásica o diferente de la que millones de tus semejantes escuchan, que es siempre lo mismo. Tu generación tiene un acceso a la música mayor que cualquier otra en la historia. Aprovéchate de ese regalo. Expande tus horizontes.
  16. Practica juegos de palabras, puzzles o rompecabezas de vez en cuando.
  17. Mantén tus ojos arriba. Observa el mundo que sucede a tu alrededor. Mira por la ventana. Escucha a los pájaros. Date un paseo. Habla con un desconocido. Pregúntate sin buscar en google.
  18. Te harás un lío. Te quitaré el teléfono. Nos sentaremos y hablaremos sobre ello. Volveremos a empezar. Tú y yo siempre estamos aprendiendo. Estoy en tu equipo. Estamos juntos en esto.

Una observación que hace la mamá es que este reglamento no aplica solamente al teléfono, sino también a otros aspectos de la vida.

___________

Artículo tomado del sitio: http://www.theclinic.cl/2013/09/28/toma-nota-las-18-reglas-que-dicto-una-madre-al-regalarle-un-iphone-a-su-hijo/

 

Read Full Post »

Y cuando estés cerca arrancaré tus ojos y los colocaré en el lugar de los míos, y tu arrancarás mis ojos y los colocarás en el lugar de los tuyos (Jacob Levi Moreno)

Para quienes no sepan, de la técnica del psicodrama y juegos de rol como terapia, les invito al día de hoy  sábado muuuy de madrugada (2:30 am tiempo de México) a ver la repetición del programa “Así es la vida” (conducido por Claudia Abrego) al que asistí apoyando a mi maestro Jorge Ruben Garza Treviño en el CANAL 28 (TV Nuevo León). Ahí se trabajó un poquitito de Psicodrama aplicado al caso de una muerte por la violencia, es un ejemplo corto

Esta es la liga para acceder al canal vía streaming: http://www.ustream.tv/channel/tvnl Ojalá y lo puedan ver. Mientras tanto, les comparto un foto del doc (traje color claro) 2ndo de izquierda a derecha.

Revisar en Youtube video #1http://youtu.be/6CI39cz1DHE

Revisar en Youtube video #2http://youtu.be/1lCC6tAJo5I

Revisar en Youtube video #3http://youtu.be/lC-rhwI6iEI

Revisar en Youtube video #4http://youtu.be/KUERZ2Hn_zw

Revisar en Youtube video #5http://youtu.be/JRMbAtcvymM

Un abrazo fuerte a mis dos lectores y a todos los que me leen =)

AMDG

El Doc Jorge Rubén es el 2ndo de izq. a derecha

Panelistas del programa “Así es lavida” por TV Nuevo León, Canal 28. El Doc Jorge Rubén es el 2ndo de izq. a derecha

Read Full Post »

Yo no canto, pero lo intentamos (E.P.)

Tengo rato sin escribir, porque ando enquistado en mis asuntos mentales, personales y espirituales. Pero eso no evita que siga haciendo mis escapadas al mundo de la red y consiga material que sea valioso de compartir (al menos en lo que redacto mi otra entrada).

Mientras tanto un poco de filosofía del buen vivir. Creo que Jesucristo y su pandilla estarían de acuerdo con esto que les comparto.

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo No Canto, Pero Lo Intentamos

Yo No Canto, Pero Lo Intentamos (Photo credit: Wikipedia)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

___________________

¿Espinoza Paz? ¿qué diablos tiene que ver con este post? pues a lo mejor nada o a lo mejor mucho… el wordpress y sus widgets me lo pusieron como sugerencia, aunque creo que el título de la fotito sí tiene mucho que ver, nomas no me pongan sus canciones porque como diría José Alfredo Jiménez, porque ahí me hiere el recuerdo…

¡Un saludo a mis dos lectores!

AMDG

Read Full Post »

Older Posts »