Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Entretenimiento’ Category

me pregunto el por qué a los hombres se les dificulta tanto vivir en el presente

Me gusta el cine, y podría decir que me gusta casi de todo un poco (excepto los musicales), también me agradan las películas extranjeras que en ocasiones clasifican como cine arte pues siento que son una bocanada de aire fresco dentro del cine superficial al que nos tienen acostumbradas las producciones norteamericanas. No quiero decir que todo lo que se filma en Estados Unidos sea malo, pero a mi particular punto de vista muchas de sus películas tienen una especie de “final feliz” que me hace sentirlas falsas, algunas se salvan de esta clasificación pero creo que son pocas. Es por ello que cuando se me presenta la oportunidad de ver algo diferente en cine o TV, lo hago, y aunque a veces son películas complicadas de digerir (a veces por las situaciones que retratan o por la la forma en que se dirigieron)  en otras ocasiones me encuentro con muy buenos filmes. 

Así que hace un par de días vi que en una sala de cine de mi localidad  proyectarían en sus “sala de arte” la película japonesa “Tras la Tormenta” (Dir. Hirokazu Kore-eda, 2016) , a primera instancia me enganchó por su país de procedencia y en segundo por el tema de relaciones familiares (que ofrece material para cantidad interminable de historias). 

Aclaro que por una parte tengo cierta afición por el cine japonés (especialmente animación, también conocido como anime ) que desarrollé en mis años de estudiante. Lo que hizo interesarme un poco por su cultura que veía retratada en algunos de sus filmes no animados. Aunque no por ello me considere un conocedor experto del tema.

Creo que lo anterior ayudó a mantenerme atento a toda la película, pues sí bien la historia se desarrolla lentamente, la disfruté, pues la atmósfera era muy íntima y me hacía sentir como parte de la acción, un espectador presente pero mudo ante todo lo que sucedía. 

En cuanto a los personajes, durante muchas partes de la película me sentí identificado con el protagonista, precisamente por su complicada condición profesional actual (además tratando de vivir de sus glorias pasadas), la relación con su madre (recientemente viuda y con problemas de edad) y los constantes reproches/pleitos con su hermana. A lo anterior, sumemos un matrimonio con una hermosa mujer que terminó en divorcio más los problemas de no poder ver con frecuencia al hijo de ambos ya que el protagonista no paga la manutención que le corresponde por gastar el dinero en apuestas. En un momento dado el hijo, dentro de su curiosidad natural,  le pregunta al protagonista si ha llegado a ser el hombre que quería ser (lo cuál en lo personal se me hace una pregunta bastante confrontativa). Así que por momentos me sentí reflejado en las diferentes facetas por las que atravesaba el personaje principal.

Algo lindo de la película es que a pesar de las complicaciones que recorre el protagonista se le presenta una especie de luz en su camino. Tal vez con esto la película pudiera caer dentro del estereotipo de finales felices, pero no lo siento así, pues además de que tiene un final diferente (que no contaré aquí), casi para terminar los personajes llevan a cabo una serie de diálogos y reflexiones ante su situación particular que te hacen meditar sobre ello. Inclusive podría asegurar que hasta la canción de los créditos finales tiene relación con la historia por la letra que maneja. 

Así que de manera general, me gustó la forma en que te lleva la película, pues todo es tan casual-convencional sin dotes de exageraciones en cuanto a la historia, y por tanto un poco más creíble como la vida misma. 
_______________

  Me llama mucho la atención estas películas que retratan pasajes de vida tan cotidianos que te hacen sentir como si vieras un episodio de tu propia vida, sin tantos adorno si exageraciones, además de que te hace ver que en todos lugares los conflictos familiares están presentes,  que el amor es la base de todo y por consiguiente es la única manera de poder salir adelante. 

AMDG

Por si desean ver la película aquí en Monterrey, aquí están sus horarios en cinepolis: http://cinepolis.com/pelicula/tras-la-tormenta

Read Full Post »

Estaba Daniel sentado, sin poderse inspirar
Por más que buscaba ideas, estas no lograban aflorar

Leía por ratos un libro, o se ponía a navegar,
Pero igual que cualquier niño, no se podía concentrar.

Algunos de sus amigos cercanos, lo buscaban para salir,
Pero su falta de ánimos, le orillaban a disentir.

No había un norte que le guiara, ni unos ojitos que le animaran,
No encontraba algo que simplemente le motivara.

Perdido en sus pensamientos estaba, con una creatividad desganada,
Cuando la muerte acechosa y curiosa apareció detrás de su espalda.

“¡Andas muy apachurrado!”, le comentó con calculada indignación,
“En años pasados” prosiguió, “escribías a la menor provocación”

“¿Que pasó con toda tu enjundia mi querido cabezón?”,
Le preguntó la astuta muerte, esperando contestación.

Daniel se le quedó mirando sin ninguna conmoción,
y lánguidamente respondió: “no hay nada que mueva mi corazón”

La muerte circunspecta, le miró con atención,
y siguiendo muy atenta le preguntó a continuación:

“A ti lo que te falta mi chavo, es un cambio de aires,
¿y si buscas en otros lugares, nuevas oportunidades?”

Daniel la miró de reojo, meditando la propuesta,
para sonreír un poco, saboreando la posible respuesta.

“Me agrada lo que propones, mi querida dama de negro,
supongo que ya no encontraré nada en medio de mi mugrero”

la muerte asintió gustosa, al verle más animado,
“pero debo decirte algo” -agregó-, “antes de ir al otro lado”

“hay muchísimos muertos allá donde te voy a llevar,
y tendrás oportunidades de más para ponerte a trabajar”

“así que piénsalo bien mi querido y atorado amigo,
si tu quieres volverte un ser aventurado conmigo”

los ojos de Daniel se encendieron y su rostro se iluminó,
cuando rápido a la espalda de la muerte se trepó y alegre exclamó:

“hoy empieza una nueva faceta, de este joven intento de anacoreta,
me lanzo a nuevas experiencias, no me importa que me parta la jeta”

Así que estos singulares personajes, se lanzaron juntos al más allá,
para que pobre Daniel creara, lo que no podía hacer en el mas acá.

Y aquí viene la moraleja, de esta historia singular,
En donde tendremos a bien, el ponernos a pensar:

Que no todo está perdido,
ni todo es oro molido.

La alegría y la tristeza van de la mano,
en la vida de todo ser humano…
____

Bueno, por fin una calaverita decente que reflejara parte de este año, me tardé en publicarla un mes y en parte fue porque no quise colgar las primeras coplas que se me vinieron a la cabeza pues aparte de que algunas eran muy sosas y sin sentido (posiblemente reflejo de mi falta de foco) otras eran o medio filosóficas o medio (o muy) sombrías, y para muestra de lo que se me ocurrió un botón:

“¿por qué la vida es tan complicada?, a pesar de que es regalada?,
veo con gran impaciencia, que ya no tiene consistencia”

“Habrá alguna situación a esta lamentable situación?,
La muerte pareciera sensata, cosa que no me encanta”

Si alguien leyera lo anterior pensaría que me estaría suicidando, pero ¡tranquilos!, eso no pasará (aún jajaja), aunque de todas maneras la calaverita que he publicado aun tienen su acentuación oscura, por lo menos no la sentí tan deprimente (además de que el sentido de estas es que sean humorísticas).
Por lo menos siento que muestra mi etapa de desorientación por la que estoy atravesando, aunque creo que estoy viendo algo de luz a la lejanía.

Así que más vale tarde que nunca!, mi calaverita 2014.
AMDG

Read Full Post »

El mundo es malo. El ser humano es malo. No te fíes de nadie, no vayas con extraños y todo ese rollo. Mis padres me lo habían dicho, mis profes, la tele. En las noticias y a todas horas: el ser humano no es bueno. Y puede que esto sea cierto en el noventa y nueve por ciento de los casos. Pero lo alucinante es que, durante nuestro viaje, Tschick y yo solo nos encontramos con el uno por ciento restante.

pics_goodbye_berlin_libro

Durante la adolescencia recuerdo que esperaba con ansia mis vacaciones de verano para hacer nada (bueno, al menos nada que tuviera que ver con la escuela), el precio de ello era el no poder ver a la chica de la cual estaba completamente enamorado, para colmo mi musa inspiradora cumplía años durante las vacaciones y nunca supe si llegó a hacer alguna fiesta (y si la organizó nunca fui invitado), también recuerdo que en mis “andadas” fuera de casa siempre me preguntaba qué estaría haciendo ella y fantaseaba con protagonizar una aventura impresionante en la que que pudiera impresionarla y así lograr su atención. Lamentablemente nunca sucedió (ni supo que me gustaba), supongo que mi triste historia me hizo sentir empatía por Maik protagonista del libro Goodbye Berlín  (del finado autor alemán Wolfgang Herrdorf), y así engancharme con la historia de este  adolescente “común y corriente”, cuya expectativa de tener un deprimente verano cambia por completo cuando sin haberlo previsto  se embarca a la aventura en compañía de su (tampoco contemplado) nuevo compañero de clases el ruso Tschick.

La forma tan simple y espontánea de ver las cosas por parte de Maik y el concepto de unión y madurez que surge y refuerza entre este y su nuevo amigo, ofrecen un contraste muy agradable de situaciones que me hizo recordar mi adolescencia (y algunos de mis cuestionamientos  de ese entonces de los cuales muchos siguen sin responderse). Me hizo reír y pensar sin llegar a ser en lo absoluto una lectura densa o complicada (al contrario se va rápido), creo que un buen tip para disfrutar el libro es leerlo sin alguna expectativa, como la vida misma. Pero no diré más para no arruinar sorpresas. Para terminar dejo una frase para que “lean” a lo que me refiero.

No sé si el enamoramiento es siempre tan penoso, pero está visto que no tengo mucho talento para eso.

__________

Las aventuras en este libro me recordaron a “Las Montañas blancas” otro que leí en mi adolescencia (aunque la temática era de ficción) y tenía una premisa similar, la expectativa interrumpida de algo ya previsto y que se convierte en una aventura, un elemento compartido entre ambos libros es la presencia femenina y su interacción con el protagonista. El libro pueden conseguirlo en Amazon tanto en inglés o español, vale la pena leer…

Read Full Post »

“No me me hables tan en serio, que no sé por donde empezar, la muerte a todos llega, es algo a lo que nos deberíamos de acostumbrar “

calaveritas de azúcar

(La presente calaverita fue realizada en una noche de inquietud e insomnio)

Estaba Daniel perdido, en un mar de confusiones.
Había perdido el foco, y con ello sus ilusiones.

Sabía más que de sobra, que este momento llegaría.
Y que a pesar de la zozobra, muy pronto la atravesaría.

Pero por más que lo pensara, su cabeza mil vueltas daba.
No encontraba que calmara, aquello que le atormentaba.

“Es cosa de cambiar de aires”, meditó muy preocupado.
“Proponiendo mis talleres, me sentiré más emocionado”.

Y de un día para otro, a mucha gente pudo invitar.
Comenzando como un potro, con muchos pudo trabajar.

Mezclando la docencia, con el desarrollo personal.
Logró con pertinencia, un éxito fenomenal.

Pero Daniel nunca se imaginaría , que en uno de sus talleres.
La muerte se le aparecería, con sus acostumbrados deberes.

Mientras Daniel le solicitaba que llenara la ficha de inscripción.
Amablemente le daba la siguiente explicación:

“¡Hola Querida muerte! , ¿en que te puedo ayudar?.”
“Es un gusto para mí tenerte y que podamos trabajar.”

La muerte le dijo con recelo, mientras se sentaba en su lugar
“Te veo bastante sereno, como si no supieras lo que te va a pasar.”

Hizo la muerte una pausa para poder continuar.
Pero Daniel, con una mueca, se dispuso a contestar.

“La vida nos da sorpresas mi catrina, eso no te lo voy a negar
Pero de la muerte llana y peregrina, sé que no voy a escapar. “

Habiendo dicho eso, Daniel a la muerte se le trepó.
Y esta con esfuerzo, a su lecho de muerte lo llevó.

____
Fue una calaverita un tanto apagada, pues cada año cambia pues refleja algo de mis vivencias. Si alguno de mis dos lectores creyera que me pienso suicidar o algo así, le pido no se preocupe, pues aún hay Daniel para muuuucho rato.

Un saludo a mis dos lectores
AMDG

Read Full Post »

Cuando quieres algo, todo el Universo conspira para que realices tu deseo (Paulo Coehlo)

A estas horas de la noche, debería estar dormido pero mi mente que generalmente a esta hora parece gozar del insomnio se puso a ver el siguiente video, que la verdad, es muy recomendable ver:

Video propiedad de Disney

Paperman” video propiedad de Disney

Me gustó mucho porque me recuerda a esas locuras que he hecho por una mujer, y aunque posiblemente no han sido tantas pero las que he llevado a cabo las he disfrutado y este video se relaciona mucho con la frase de Paulo Coehlo que encabeza esta entrada. Lo encantador de esta animación (aparte de su aporte técnico) es su historia pues cada una de las cosas que pasan tiene un motivo por el cual suceden (si no has visto el video, te recomiendo que lo veas antes de seguir leyendo) pues desde el momento en que se encuentran los personajes al inicio y que surge el flechazo (es una delicia comprar con la vida personal)  o la manera en que el muchacho rompe la monotonía de su vida al reencontrarse con la chica y le viene la “loca” idea de lanzar el avioncito de papel uno tras otro para llamar su atención, que si bien en un principio parecen intentos fallidos estos cumplen un papel más adelante. Me agrada también el punto de quiebre cuando se queda sin papel (a pesar de haber lanzado el último con el beso pintado) y como la limitante rigidez  de su vida diaria lo orilla a salir y buscar aquello que  le hace sentir la chispa de vida. Y es cuando los avioncitos que nunca llegaron entran en acción… pues le llevan a encontrarse con la chica. Pues bien, esos avioncitos son aquellas acciones diarias en pos de lo que buscamos en la vida, al principio cada una parece inútil pero en conjunto son las que forjan nuestro destino.

Linda historia de amor, rápido y contundente mensaje de vida…

Vale la pena ver, reflexionar y actuar

Un saludo a mis dos lectores! (y a la que pudiera ser la destinataria de mis avioncitos de papel)

Read Full Post »

Sin ninguna introducción académica ni mucho menos una propuesta formal de estudio, presento mi calavera del año presente para que la lea… ¡aquel a quien le interese!

La Catrina y El Catrín, pintados por Helena Nares, piezas unicas. (http://blogpopuliblogdei.wordpress.com/2010/11/01/la-catrina-y-el-catrin/)

Calaverita Daniel 2012

Se encontraba Daniel sentado

se notaba triste y contrariado

y aún después de haberlo pensado

seguía bastante desanimado

Su mente era un gran nudo

de pensamientos muy adversos

que presentandose tan perversos

huir de ellos ya no pudo

Poco bastaban los estudios de su vida

ni los escritos que redactaba

si no encontraba pronto la salida

ante el dilema que se presentaba

No sé si aún quisiera estudiar, (se decía)

Pero sé que debo trabajar, (se reñía)

Para así poderme casar, (soñaba)

Con aquella chica de ultramar, (suspiraba)

Así pensaba el pobre Daniel

Quedándose bastante perplejo

pues este maldito desempleo

le sabía amargo como la hiel

Y aún se encontraba alucinando

y de sus problemas renegando

cuando llegó la muerte sonriente

con su esqueleto bastante crujiente

mi querido amigo mío ¿qué te apura?

preguntó la muerte con soltura

si no encuentras quién te quiera y quien te ocupe

¡Vámonos a la tumba por un buen chupe!”

A Daniel le sonó muy sensata y tentadora

la propuesta de esta muerte provocadora

porque si no hay jale y no hay amores…

“¡pos vámonos ya pa´los panteones!

epílogo:

La vida está llena de oportunidades

y si en su momento no te supieron valorar

no te desgastes en trivialidades

¡Qué se jodan! siempre habrá un mejor lugar

En donde tu esfuerzo, cariño y pasión

tengan recompensa en tu corazón…

___________

Vaya que las calaveritas son ejercicios creativos muy divertidos, claro que la mía luego se puso medio trágica, jaja pero bueno… no siempre tenemos cosas divertidas para narrar (o mas bien, sí las tenemos, solo que nos cegamos a ellas…

No me pidan que les elabore una calaverita, creo que por este año ando medio corto de ideas o de inspiración, ja…

Un saludo a mis dos lectores

AMDG

Read Full Post »

La vida es como un cuento, se disfruta o se sufre, según como se cuente… (DT)

Hago esta entrada rápida porque aún debo leer aportaciones de mis alumnos de maestría, pero antes de ello quería colocar alguna foto del evento que tuve este domingo con compañeros cuenta cuentos. Es la 2nda vez que cuento un cuento en público y bueno, se divisa un largo camino por recorrer pero fue divertido, sobre todo porque estuve ante un público que atemoriza por su honestidad: los niños.

El día anterior al practicar mi cuento ante la Mtra. Martha (mi mentora e instructora en el arte de la narración oral) y otra compañera mas, me hacían algunas observaciones ante mi presentación  y las que se me quedaron mas grabadas y que estaré trabajando es la voz y su proyección. Esto tuvo sentido para mí e inclusive admití esa deficiencia, no es lo mismo dar una clase que contar un cuento (creo yo) o tal vez sea algo muy similar, pero aún me siento temeroso al soltar mi voz e inclusive cuando practiqué en casa volví a observar esa limitante. Soy muy recto y “respetuoso” y no me gusta perder mi compostura rígida, lo cual choca al contar cuentos pues estos requieren apropiarse de la historia, hacerla propia y contarla como si sucediera en ese momento pues es lo que le da intensidad a la situación.

La 2nda observación que me hicieron fue “disfruta el cuento“, es decir, no hay prisa nárralo tranquilo, “saboréalo” me dijeron y ¡¡¡es cierto!!! si no se disfruta lo que se hace, ese tedio se transmite y ningún cuento creo que sea tedioso, se vuelve aburrido y simple si quien lo narra está instalado en una actitud de desánimo y apatía. Tal parece que en cierto punto deseaba narrar mas para salir del paso que para disfrutar, y pues no se vale… el público está ahí para escuchar al narrador y experimentar las emociones que el narrador le transmita siempre y cuando sean parte del cuento y no porque no se tienen ganas de narrar.

Así que al llegar al lugar que nos asignaron de CONARTE que es un espacio abierto, acomodamos las cosas… y mientras lo hacía, sufría el nervio… quería y no quería contar, y como mencioné al inicio mi mayor temor era narrar ante niños y pues bien, el miedo se materializó precisamente en ellos, pues había mas niños que adultos, quizas no era una multitud pero serían unos 15 niños tal vez. Y la función comenzó, la mtra. Martha hizo la apertura como toda una maestra de ceremonias y cedió la estafeta a mis compañeras y compañeros narradores y fue muy padre, y el escucharlos aumentaba en mí esa tonta manía de querer compararme ante ellos y su manera de contar y el sentimiento creció mas con la compañera que contó antes de mí, pues lo hacía con un brío e intensidad tan particular que le daban notoriedad y yo… no deseaba eso, pues suponía que eso atraería mas gente y por lo tanto mas espectadores que estarían posando su atención en mí… y tenía el temor de hacer el ridículo.

Y cuando me cedieron el micrófono, comencé…

¡Hola niños! ¿a quién de aquí le gustan las aventuras?
y todos respondieron con un  ¡¡¡¡a mí!!!!!

¡Jaja! encantadores los chiquillos, así que poco a poquito puse en práctica los consejos: “proyectar la voz y disfrutar” y así fue, en algunas partes admito que sí dudé o tropecé y cometí algunos errores, pero poquito a poquito me empecé a soltar y vivir la historia.

y era una serpiente laaaarga como el puente y gruesa como el tronco de un árbol, como ese que está aquí a un lado (mientras señalaba a mi derecha)
y todos los chiquitos voltearon y se imaginaron una serpiente así de gruesota (y posiblemente grande como el árbol)

La verdad es que se siente muy curioso la manera en que te apoderas de la historia, la haces tuya y la compartes a los escuchas, ves a todos que te observan con atención, mirándote atentamente, imaginando a la par de la narración como las dos estrellas se acercan y descubren que son los ojos del dragón que como dos bolas de fuego iluminan el lago como si fuesen enormes linternas en la noche.

Terminé, un poco medio apagado porque aún me faltaba perfeccionar el cuento pero les gustó, y la verdad me sentí como cuando se aprueba un examen, relajado y satisfecho y con paso sereno me dirigí a darle un abrazo a mis compañeros que me esperaban atrás del público, como una manera de compartirles el triunfo de la prueba superada.

De ahí, mis demás compañeros siguieron narrando y junto con ellos apoyé riendo, contestando, y haciendo lo que la narradora en turno solicitaba. Sentía aún la rigidez del cuerpo pero mi corazoncito poco a poco se empezaba a relajar…

Y pues así es esto de narrar, es un camino aún desconocido para mí, pero sé que si le entrego mi corazón, me dará muchas sorpresas =)

AMDG

Un saludo a mis dos lectores!!!

Read Full Post »

Older Posts »