Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Virtudes’ Category

El consumismo tecnológico-digital nos absorbe y si no tenemos cuidado, nos arrastrará sin darnos cuenta. Este es un contrato que una madre dio a su hijo junto a un anhelado Iphone. Vale la pena leer con cuidado.

 

  1. Es mi teléfono. Yo pagué por él. Yo te lo presto a ti. ¿No soy la mejor?
  2. Yo siempre conoceré la contraseña.
  3. Si suena, contesta. Es un teléfono. Di “hola”, haz gala de tus modales. Jamás ignores una llamada si en la pantalla se lee “Mamá” o “Papá”. Jamás.
  4. Le darás el teléfono a uno de tus progenitores de inmediato a las 19h30 cada día de colegio y a las 21h el fin de semana. Estará apagado toda la noche y se volverá a encender a las 7h30. Si no harías una llamada al teléfono fijo de alguien, donde sus padres pueden contestar, tampoco llames o envíes mensajes con el móvil. Escuchas esos instintos y respeta a las otras familias como nos gusta que nos respeten a nosotros.
  5. No irás al colegio con él. Conversa en persona con la gente a la que envías mensajes. *Los días de media jornada, las excursiones y las actividades extraescolares requerirán consideraciones especiales.
  6. Si se cae en el baño, se golpea contra el suelo o se esfuma en el aire, eres el responsable de los costes de sustitución o reparación. Corta el césped, haz de canguro, ahorra dinero de tu cumpleaños. Si ocurre, tendrás que estar preparado.
  7. No uses la tecnología para mentir, hacer tonterías o engañar a otro ser humano. No te involucres en conversaciones que sean dañinas para los demás. Sé un buen amigo.
  8. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas nada a través de este medio que no dirías en persona.
  9. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas a alguien algo que no le dirías en voz alta y en presencia de sus padres. Autocensúrate.
  10. Nada de porno. Busca en la web información que compartirías abiertamente conmigo. Si tienes alguna duda sobre algo, pregunta a una persona. Preferiblemente, a tu padre o a mí.
  11. Apágalo, siléncialo, déjalo a un lado en público. Especialmente en restaurantes, en el cine o mientras hablas con otro ser humano. No eres una persona maleducada, no dejes que el iPhone cambie eso.
  12. No envíes ni recibas imágenes de tus partes íntimas o de las partes íntimas de cualquier otra persona. No te rías. Algún día estarás tentado de hacerlo, a pesar de tu gran inteligencia. Es arriesgado y puede arruinar tu vida adolescente/joven/adulta. Es siempre una mala idea. El ciberespacio es vasto y más poderoso que tú. Y es difícil hacer que algo de esa magnitud desaparezca, incluyendo una mala reputación.
  13. No hagas tropecientas fotos o vídeos. No hay necesidad de documentarlo todo. Vive tus experiencias. Quedarán registradas en tu memoria toda la eternidad.
  14. Deja tu móvil en casa a veces y siéntete protegido y seguro de esa decisión. No está vivo ni es ninguna extensión de tu cuerpo. Aprende a vivir sin él. Sé mejor y más poderoso que FOMO [en inglés, siglas de “fear of missing out”, el miedo a perderse algo que está ocurriendo, a no estar siempre conectado].
  15. Bájate música que sea nueva o clásica o diferente de la que millones de tus semejantes escuchan, que es siempre lo mismo. Tu generación tiene un acceso a la música mayor que cualquier otra en la historia. Aprovéchate de ese regalo. Expande tus horizontes.
  16. Practica juegos de palabras, puzzles o rompecabezas de vez en cuando.
  17. Mantén tus ojos arriba. Observa el mundo que sucede a tu alrededor. Mira por la ventana. Escucha a los pájaros. Date un paseo. Habla con un desconocido. Pregúntate sin buscar en google.
  18. Te harás un lío. Te quitaré el teléfono. Nos sentaremos y hablaremos sobre ello. Volveremos a empezar. Tú y yo siempre estamos aprendiendo. Estoy en tu equipo. Estamos juntos en esto.

Una observación que hace la mamá es que este reglamento no aplica solamente al teléfono, sino también a otros aspectos de la vida.

___________

Artículo tomado del sitio: http://www.theclinic.cl/2013/09/28/toma-nota-las-18-reglas-que-dicto-una-madre-al-regalarle-un-iphone-a-su-hijo/

 

Read Full Post »

“Pase lo que pase, suceda lo que suceda, Yo me amo a mí mismo y me acepto exactamente como soy”

Con frecuencia me sucede que le doy más importancia a lo que los demás creen que debo de hacer con mi vida, pero no se dan cuenta que erróneamente (inconscientemente) toman mi lugar y quieren actuar como si ellos vivieran mi propia vida. Lamentablemente eso causa distintas frustraciones.

Primeramente, la propia porque se percibe un intento de control sobre mi vida y/o porque me hacen ver como un inútil minimizando mi situación como si no fuera nada. Si en ese momento me siento fatal y lo expreso así es porque hay algo que me detiene, de lo contrario ya lo hubiera hecho (aunque muchos lo relacionen con la zona de confort, esta es una máscara del miedo principal al actuar…)
Segundo, el contexto en el que me muevo sencillamente intenta tragarme y permearme con su modo de ver las cosas (“debes tener un trabajo así…”, “debes tener una pareja asá…”, “deberías estar haciendo esto otro…”) y no se toman en cuenta los verdaderos intereses de la persona que vive la situación, pues se tiene tan embebido en nuestra idea de vida que se debe tener un “status” para sobresalir y que exige un desgaste tal que posteriormente no se disfruta lo obtenido.
No quisiera decir con esto que está mal cumplir metas, lo que quiero decir es que es esas metas que deseamos obtener deben ser genuinas y coherentes con nuestra intensión y misión/visión personal y no impuestas por lo que me dicen los demás que debería de ser (y que posiblemente no va con aquello que busco en la vida).
Es cierto que llega un punto que es más complicado hacer cambios en la vida, pero es válido (creo yo) seguir buscando si aún no hay algo que nos apasione y por consiguiente nos alinee con aquello que queremos en la vida, de tal forma que podamos repetir la frase que puse al inicio:

“Pase lo que pase, suceda lo que suceda, Yo me amo a mí mismo y me acepto exactamente como soy

y que como dirían una frase que al parecer es de San Agustín (según san google), “Ama y haz lo que quieras”. Una persona que se ama, es capaz de amar a los demás, pues a pesar de lo que suceda podrá seguir avanzando en la vida sin desmoronarse sino más bien, fortalecerse y por consiguiente amar con más fuerza. No en balde lo dijo el buen Jesucristo, “ama a tu prójimo como a ti mismo”.

En fin, este escrito fue un pequeño texto reflexivo sobre mi día de hoy asistiendo de apoyo en un Centro comunitario de salud mental, asistiendo en terapia personal.
Ya quisiera ir otro día para ver qué más aprendo y comparto con las personas que soliciten apoyo.

Un saludo a mis dos lectores y a todos aquellos que tan amablemente dan un vistazo a mi blog

AMDG

Read Full Post »

Qué injusta, qué maldita, qué cabrona la muerte que no nos mata a nosotros sino a los que amamos” (Carlos Fuentes, Periodista y escritor mexicano)

Continuo con mi reflexión personal acerca del proceso de duelo.

En la entrada anterior describí a manera general mi acercamiento personal ante este tema y señalé que relataría la forma en que lo he trabajado en diferentes situaciones (Padres, pareja, trabajo, hijos, etc). Posiblemente un especialista en tanatología encontraría errores en cuanto a mis descripciones, por lo que debo de recordar que lo que aquí comparto es mi interpretación dentro de mi experiencia, empezando por…

Perder a un Padre

Afortunadamente mis padres aún viven y convivo con ellos, pero ha sido por medio del trabajo con las técnicas de psicodrama y constelaciones, donde he tenido una experiencia aproximada al dolor de perder a un padre y es precisamente de mi padre de quién hablaré, pues mi abuelo paterno falleció cuando mi papá era un chiquillo (12 años) y la manera en que le dieron la noticia a mí siempre me ha conmovido, pues creo que un niño a esa edad nunca piensa en que su papá morirá. Al menos yo recuerdo que en mi caso, a esa edad casi no cruzaba por mi mente la muerte de mi padre y si lo hacía, me producía mucho sentimiento. Pues bien, a mi papá le sucedió.

Durante mi niñez mi papá casi no hablaba hablaba de mi abuelo (y no porque hubiera un rencor o sentimiento parecido) y cuando nos contaba alguna anécdota sobre él no percibía gran emoción  de su parte, salvo una ocasión, siendo yo un adolescente y camino al colegio, en la radio transmitieron la canción EL RELOJ CU-CU del grupo musical Maná, para quien no la conozca en ella un niño relataba la ¿muerte? y ausencia de su papá y como su mamá  se hizo cargo de la familia y como lo vivieron los hermanos, casi exactamente lo mismo que a él le había sucedido y cuando me lo dijo, noté un sentimiento de tristeza en él. Cabe decir que cuando escuché a detalle esa canción, lloré… y hasta la fecha no la escucho (ni leo)  porque me causa mucha tristeza (o sencillamente me hace llorar un poco). Esto provocó en mí decidir tomar el dolor que creí que mi papá debió haber sentido y sufrirlo por él.

No me había dado cuenta hasta qué punto me había apropiado de ese dolor y su tamaño, que durante una sesión de psicodrama, al percibir y experimentar el sufrimiento de un hombre que era castigado fuertemente por su padre cuando era un niño, hizo que me conectara con aquel dolor que ya llevaba guardando conmigo. Aquella situación  me tocó profundamente, pues no podía comprender que un padre maltratara así a su hijo pequeño, cuando a esa edad un niño lo único que espera de su papá era amor y protección. Mientras me cuestionaba esto me conecté con la vivencia de mi papá. Mi padre nunca fue golpeado ni maltratado por mi abuelo, ¡al contrario! recibió cariño y amor pero hasta corta edad. Ya no hubo amor, ni palabras, ni afecto, ni abrazos pues ya no estaría con él. Esto me provocó tanta tristeza y empecé a sacar todo el dolor que pude expresar en nombre de mi padre. Le acompañé en su dolor en todo lo que debió haber sufrido siendo un niño al no tener a su padre cerca que lo amara, protegiera, guiara, y motivara como él lo ha hecho conmigo. Fue en ese momento donde pude conectarme y comprender el dolor de la pérdida de un ser querido, creo que sentí  lo que posiblemente debió sentir mi papá en su momento,  pero ¡carajo! creo que frente al féretro de su padre muerto un niño no piensa, solo siente y como tal, me deje llevar por el sentimiento y lloré como nunca acompañando a mi padre en su dolor. Al terminar, realmente me sentí ligero y renovado.

Después de realizar este proceso, creo que comprendí más aún a mi papá, porque gracias a ello, en una posterior plática que tuve con él, se dio un espacio para hablar del tema (y curiosamente fue mi papá quien inició con ello) y cuando le expliqué que a mí me dolía lo que él había sufrido, me respondió que ello ya había quedado atrás, y a quien aún recordaba mucho era a mi abuelita (ella se encargó de criarlo a él y a sus hermanos) y mi papá, con mucho sentimiento me describió una bella imagen que tenía sobre ella en un sueño recurrente. Esa plática me conmovió también y me ayudó más aún, en parte por liberarme de un sufrimiento que no me correspondía y que erróneamente estaba cargando sin que nadie me lo pidiera. Conocí y comprendí más a mi papá en como vivió su etapa duelo en la muerte de mis abuelos y como esto le ha  moldeado y formado en su vida, y claro está, su influencia en  la relación conmigo y mis hermanos.

Aceptar la muerte del padre

En mi caso, puedo decir que llevo una buena relación con mis padres (en este caso, con mi papá), con sus altibajos pero que existe y que estoy trabajando en ella pues al menos hay comunicación por ambas vías. Considero que existen problemas cuando la relación padre -hijo es conflictiva y queda truncada por la presencia de la muerte, la cual agrava la situación y si el hijo no pudo expresar todo lo que quería decir a su padre (o madre), cuando eso sucede se crea el resentimiento por la impotencia de no haber dicho las cosas en su tiempo y en persona. Este resentimiento crece cada vez mas precisamente por la frustración de no dejar salir aquello que quedó inconcluso y en vez de tener una imagen serena sobre el padre, se crea una memoria llena de rencor  que mancha a la anterior y nos quitan la paz.  Por lo tanto, creo que por medio de un proceso adecuado de terapia para re interpretar y  restaurar una nueva imagen del padre (o madre, o ambos) que sea amorosa y posteriormente continuar con el duelo para llegar a la aceptación de la muerte de nuestro ser querido y por consiguiente obtener la paz interior.

Hasta este punto quiero llegar en mi reflexión personal, como algunos podrán haber notado es meramente mi experiencia personal sobre mi conexión con el tema, muy posiblemente otros tengan experiencias directas y mas claras. Lo importante es seguir adelante y aprender de esto.

Mi siguiente entrada será sobre la pérdida de trabajo (esta creo que sí será breve)

Un saludo a mis dos lectores y a todos aquellos que me regalan un momento de su vida para leerme =)

AMDG

Read Full Post »

Yo no canto, pero lo intentamos (E.P.)

Tengo rato sin escribir, porque ando enquistado en mis asuntos mentales, personales y espirituales. Pero eso no evita que siga haciendo mis escapadas al mundo de la red y consiga material que sea valioso de compartir (al menos en lo que redacto mi otra entrada).

Mientras tanto un poco de filosofía del buen vivir. Creo que Jesucristo y su pandilla estarían de acuerdo con esto que les comparto.

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo No Canto, Pero Lo Intentamos

Yo No Canto, Pero Lo Intentamos (Photo credit: Wikipedia)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

___________________

¿Espinoza Paz? ¿qué diablos tiene que ver con este post? pues a lo mejor nada o a lo mejor mucho… el wordpress y sus widgets me lo pusieron como sugerencia, aunque creo que el título de la fotito sí tiene mucho que ver, nomas no me pongan sus canciones porque como diría José Alfredo Jiménez, porque ahí me hiere el recuerdo…

¡Un saludo a mis dos lectores!

AMDG

Read Full Post »

¿Por qué lloras chiquillo?
¿Qué te causa tanto dolor?
Tus familia y tus amigos no te entienden,  no saben por qué estas así.

Solo te dicen que te calles y que te aguantes,
Limpiate los mocos, y ya deja de gimotear
! compórtate!,  que ridículo te vez llorando hasta pareces niña o ¿es que eres mariquita?
¡Ya deja de llorar cabrón, aprende a ser hombre!
¡Regresasela pa’ que se le quite!  ¡No te dejes!

Tus lagrimitas corren por tus cachetes que sientes calientes,

como caliente se siente la impotencia que atenaza a tu pobrecito corazón,

y no se diga el nudo en tu cuello, reprimiendo el llanto de ese niño que no sabe y que no debe expresar dolor.

Nadie sabe por qué lloras, ni lo que te causa conmoción

¿Qué acaso nadie te comprende, no se da cuenta?

que aquello que te tiene así, es la falta de amor y comprensión

_________

Camino a mi casa, pasé por un kínder y me provocó ternura ver a un chiquillo de unos 7 años que llorando al lado de su mamá y hermanita caminaba probablemente a casa. Se veía en su carita colorada las líneas de los lagrimones que habían corrido por sus cachetes momentos antes… inclusive se veía aún  como su pecho saltoneaba conteniendo el llanto… pobre chiquillo, me causó conmiseración… es tan triste ver a un niño llorando, sea el motivo que sea.

Todo ello me hizo recordar cuando de chiquillo falleció mi abuelita materna, ver a mi papá llorando me partió el corazón, y yo que hasta ese entonces sólo había llorado por los regaños o castigos por mis acciones,  quería llorar por aquél sufrimiento que atravesaba mi papá  pero no sabía como explicar que verlo así lo que me lastimaba… (en ese momento no me importaba la muerte de mi abuelita), mi inseguridad me hizo pensar que se reirían de mí, así que tuve que esconderme en el estacionamiento de la funeraria para poder llorar, y sucedió que cuando apenas iba a liberar el llanto, alguien me fue a buscar y a partir de ese momento no lloré mas… Pasaron algunos años (o muchos años) para llorar por llorar, por dejar salir emociones, por sentir compasión por mis semejantes y no avergonzarme de ello. Posteriormente comprendí lo terapéutico que es el llanto, y como el alma se lava  el dolor cuando dejamos que las lágrimas que por dentro nos queman, fluyan y refresquen el alma…

Supongo que por ello, me he vuelto mas sensible y por lo mismo mas hombre, porque no es “macho”  aquel que evita llorar, sino el que sabe y se permite llorar. Es esa parte femenina que en nosotros habita y que debemos honrar.

En fin

Dedicado a las mujeres en el día internacional de la mujer…

Read Full Post »

Definitivamente se requiere de mucha fe, fortaleza, sabiduría y humildad, para creer en un ser supremo, y si no creemos en nadie mas que en nosotros mismos, también se requiere fe, fortaleza, sabiduría y humildad…

 

Read Full Post »


En momentos aciagos, caigo en cuenta que me vuelvo más receptivo, posiblemente la señal de que la vida me hecho madurar…

 

NO TE DETENGAS

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,

sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.

No te dejes vencer por el desaliento.

No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,

que es casi un deber.

No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.

No dejes de creer que las palabras y las poesías

sí pueden cambiar el mundo.

Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.

Somos seres llenos de pasión.

La vida es desierto y oasis.

Nos derriba, nos lastima,

nos enseña,

nos convierte en protagonistas

de nuestra propia historia.

Aunque el viento sople en contra,

la poderosa obra continúa:

Tu puedes aportar una estrofa.

No dejes nunca de soñar,

porque en sueños es libre el hombre.

No caigas en el peor de los errores:

el silencio.

La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes.

Huye.

Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,

dice el poeta.

Valora la belleza de las cosas simples.

Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,

pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.

Eso transforma la vida en un infierno.

Disfruta del pánico que te provoca

tener la vida por delante.

Vívela intensamente,

sin mediocridad.

Piensa que en ti está el futuro

y encara la tarea con orgullo y sin miedo.

Aprende de quienes puedan enseñarte.

Las experiencias de quienes nos precedieron

de nuestros “poetas muertos”,

te ayudan a caminar por la vida

La sociedad de hoy somos nosotros:

Los “poetas vivos”.

No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas …

Imagen tomada de: http://tomorrow-starts-today.tumblr.com/post/41824643584

Imagen tomada de: tomorrow-starts-today

________

No pretendo decir mucho sobre este poema cuando ya lo dice todo, si te gustó compártelo hay cosas en la vida que se disfrutan más al compartir (y mira que dejé en el tintero este post por un año… todo por el estúpido “trabajo”).

Tomé este poema de la siguiente liga: http://letransfusion.wordpress.com/2008/04/02/no-te-detengas-walt-whitman-video-youtube/#comment-3062

 

 

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »