Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Work’ Category

Leyendo aportaciones de alumnos y revisando tareas. Lo rico de esto es el momento en que estás con una tacita de café, la serenidad de casa ambientada con los ruidos propios del exterior como los carros, aves, el campaneo del camión recolector de basura, y el chirriar de las herramientas del taller que se encuentra al final de la calle. Todo esto serenan mi alma y alivian el estrés de la cantidad inusitada de tareas por revisar (…)

De cualquier manera, eso no evita que pueda leer algún mensaje de una chica de bonitos ojos azules, o que piense en la sonrisa amable, sincera y coqueta (¿por qué no?) de otra chica linda.
Supongo que son esos detalles los que le dan sabor a mis días (y otros más que aún sigo saboreando en mi corazón).

Un saludo a mis dos lectores!!!

Read Full Post »

Por el momento no he tenido deseos de escribir, he estado leyendo mas y viendo videos, esto de estar desempleado no es grato… en fin, trataré de dormir una vez mas…

Read Full Post »

Como todas las personas, paso por momentos desesperados, de tristeza y de duda al no saber qué sucederá ante cierto tipo de eventos que se escapan de mi control, lo cual me ha pasado/pasa/pasará en muchas situaciones como de familia, pareja, laborales.

Sin intensión de ahondar en el motivo por el cual me siento así en estos momentos, debo comentar que hay una oración (adora y confía)que generalmente leo cuando paso por eso y que me brinda calma y fortaleza para seguir adelante, en esta ocasión no la encontré tan rápidamente como esperaba pero me tope con esta reflexión que se encuentra en un portal de alcohólicos anónimos y que se llama “usar la oración de la serenidad” y que copio a continuación, pues vale la pena leer ya que explica en la práctica el significado de esa breve oración:

USAR LA ORACIÓN DE LA SERENIDAD

Sobre las paredes de miles de salones de reunión de A.A., en alguno de por lo menos cinco idiomas, puede verse esta invocación:

Dios, concédenos serenidad para aceptar

las cosas que no podemos cambiar,

valor para cambiar las cosas que podemos,

y sabiduría para reconocer la diferencia.

A.A. no originó esta oración. Parece que durante muchos siglos se han usado diferentes versiones de ella en varias confesiones religiosas, y en la actualidad es ampliamente usada fuera de A.A., tanto como dentro de la comunidad. Bien sea que pertenezcamos a esta o a aquella iglesia, que seamos humanistas, agnósticos, ateos, la mayoría de nosotros hemos encontrado en esas palabras una guía maravillosa para adquirir la sobriedad, mantenernos sobrios y gozar de nuestra sobriedad. Ya sea que miremos la Oración de la Serenidad como una oración real o simplemente como un ferviente deseo, nos ofrece la fórmula simple para adquirir una vida emocional saludable.

Hemos colocado al principio de la lista de “las cosas que no podemos cambiar”, nuestro alcoholismo. No importa lo que hagamos, sabemos muy bien que mañana no vamos a amanecer no-alcohólicos, así como tampoco seremos diez años más jóvenes, o veinte centímetros más altos.

No pudimos cambiar nuestro alcoholismo. Pero tampoco dijimos débilmente, “bueno, ya que soy un alcohólico, tendré que resignarme a beber hasta que muera”. Había algo que podíamos cambiar. No necesitábamos ser alcohólicos borrachos. Podíamos convertirnos en alcohólicos abstemios. Es verdad que para eso se necesitaba valor. Y necesitábamos también un toque de sabiduría para ver que era una tarea posible, que podíamos cambiarnos a nosotros mismos.

Para nosotros, esa fue solamente la primera y más obvia utilización de la Oración de la Serenidad. Mientras más nos alejamos de la última copa, mayor significado y mayor hermosura adquieren esas pocas líneas. Podemos aplicarlas a situaciones cotidianas, del tipo que antes utilizábamos para evadirnos dentro de la botella.

Por vía de ejemplo: “Odio este trabajo. ¿Tengo qué seguir en él, o puedo renunciar?” Un poco de sabiduría nos dice: “Bien, si renuncio es probable que pase un tiempo difícil las próximas semanas o meses, pero si tengo la decisión suficiente para afrontarlo, ‘el valor para cambiar’, yo creo que podría hacer un mejor papel en otra parte”.

O la respuesta podría ser: “Bueno, encaremos esta situación. Ya no es la época para que yo empiece a buscar trabajo, máxime teniendo una familia que mantener. Además, solo tengo seis semanas de abstención, y mis amigos de A.A. dicen que es mejor no empezar tan pronto a hacer cambios drásticos en la vida, es preferible que me concentre en no beber esa primera copa, y que espere hasta cuando tenga mi cabeza totalmente clara y lúcida, Está bien, yo no puedo cambiar este trabajo por ahora. Pero tal vez pueda cambiar mi propia actitud. Veamos. ¿Cómo lograré aceptar serenamente este trabajo?”.

La palabra “serenidad” parecía una meta casi imposible cuando escuchamos por primera vez la oración. En realidad, si por serenidad entendíamos la apatía, o una resignación amarga, o una tolerancia difícil, entonces no era algo apetecible en sí mismo. Pero vimos que la serenidad no significaba tal cosa. Cuando nos llega a nosotros ahora, es más en forma de un pleno reconocimiento, una manera realista y lúcida de ver el mundo, acompañada por la paz y fortaleza interiores. La serenidad es como el giroscopio que nos permite mantener el equilibrio a pesar de las turbulencias que se agitan a nuestro alrededor. Y ese sí es un estado de ánimo por el cual vale la pena luchar.

Me agradó leer esta reflexión, pues bajo el enfoque en el que me manejo actualmente de tener la apertura a aprender de todo, el encontrarme con este artículo y que tenga sentido para mí en este momento me llenó de serenidad, pues me da información necesaria para afrontar las situaciones complicadas de la vida, siendo responsable por lo que hice o dejé de hacer y que además me recuerda que se me ha brindado la inteligencia necesaria para aprender de todo esto, a lo cual estoy mas que acuerdo, pues si bien he tenido un inicio de año complicado con desaires, problemas, tropiezos, regaños y tensiones (comparado a otros años anteriores) he empezado a notar que he estado sensible a mucha información que me ha llegado por diferentes medios, por algo he reforzado mi creencia de que las cosas suceden por un motivo mas allá de nuestra comprensión y no son simples efectos “mágicos” de un destino malvado que nos define desde el inicio de nuestra vida.

Por lo tanto me reconozco responsable de mis errores, y estoy “aprendiendo a aprender” de ellos, y a la vez valorarme por como estoy tomando mis errores, sin devaluarme pero buscando la manera de exigirme, crecer y mejorar para ser una mejor persona en todos los aspectos.

Un saludo a mis dos lectores y un beso para ella…

Read Full Post »

Lo vi en el facebook…

Mensaje de Bryan Dyson ex Presidente de Coca Cola antes de dejar su cargo:

Imagina la vida como un juego en el que estás malabareando cinco pelotas en el aire. Estas son: – Tu Trabajo,- Tu Familia,- Tu Salud,- Tus Amigos y – Tu Vida Espiritual, Y tú las mantienes todas éstas en el aire. Pronto te darás cuenta que el Trabajo es como una pelota de tenis. Si la dejas caer, rebotará y regresará. Pero las otras cuatro pelotas: Familia, Salud, Amigos y Espíritu son frágiles, como de cristal. Si dejas caer una de estas, irrevocablemente saldrá astillada, marcada, deteriorada, dañada e incluso rota. Nunca volverá a ser lo mismo.

Debes entender esto:
Apreciar y esforzarte por conseguir y cuidar lo más valioso.
Trabaja eficientemente en el horario regular de oficina y deja el trabajo a tiempo.
Dale el tiempo requerido a tu familia y a tus amigos.
Haz ejercicio, come y descansa adecuadamente.
Y sobre todo…. Crece en vida interior, en lo espiritual, que es lo más trascendental, porque es eterno

Read Full Post »

Este fue un fin de semana contrastante, de las cosas mas padres fue que vino mi hermano a quién no veía desde hace casi dos años, aunado a que mi mamá invitó a dos de mis tías a que vinieran a monterrey y tuvimos un convivio muy padre tanto el viernes y sábado.

Fue muy padre platicar con mi carnalito y ponerle un poquito al tanto de las cosas que me han pasado y que diera sus puntos de vista y comentarios, lo cual aprecio mucho porque a él lo tomo como si fuera mi papá en el tiempo que estuve estudiando la carrera y claro, el tiempo que convivimos antes de que él se casara. Por eso le quiero un chingo.

El contraste viene por unas situaciones de trabajo que se me desbordaron de las manos y que me han tenido bastante estresado, en momentos pienso que no me importaría perder el trabajo con tal de ya no pasar por esas situaciones pero en ocasiones me calmo y me hago a la idea de que deberé de hacerme responsable de encarar las consecuencias de aquello que hice o no hice.

Lo cual me ha tenido reflexionando si realmente estoy haciendo lo que me gusta o no, porque esta semana he tenido momentos en los que he disfrutado atendiendo mi trabajo y en otros simplemente no he podido terminar lo que se supone que debo de hacer. Lo cual me ha creado mucha frustración porque precisamente en esta semana que estuvo mi hermano no pude estar mas tiempo con él, he notado que me mis horarios de trabajo son tan desiguales que al menos hoy, sé que trabajaré un buen rato por la noche para gestionar ciertas cosas y ver la manera de arreglarlas, una de las personas del trabajo me decía “pues ni modo, te desvelarás para que quede esto que no salió” pero también pienso, pues sí pero que lata que suceda cada semestre cuando no debería de ser así.

No es el tipo de vida que busco y no deseo compartir con mi pareja este tipo de estrés.

Y hablando de pareja, algo que también me estuvo acosando esta semana debido a lo que se estuvo presentando fue mi estúpido orgullo a dañar mi imagen, es decir, la imagen que los demás se han formado de mi… esto es algo con lo que siempre e estado lidiando y ahora que se me presentó este problema con respecto al trabajo el “¿qué dirán de mí?” me ha estado perforando la mente  una y otra vez, es este maldito ego que no he sabido controlar que si bien busco no inflarlo ni darme los grandes aires de sabelotodo sí me cala lo que los demás piensen de mí, tal vez no tanto como me sucedía anteriormente, pero creo que ahora le doy una importancia en particular por el área en la que me encuentro laborando.

He observado a raíz de esto la manera en como me desempeño con respecto a la presión, en esta semana me sentí muy presionado por muchas cosas que manejar y que como mis funciones se coordinan con otros departamentos, es algo que aún me causa estrés. Si bien estoy intentando escribir para despejarme de cualquier manera mi mente traicionera le gusta imaginarse futuros bastante problemáticos (algo que me molesta).

A final de cuentas, me molesta todo esto, el no poder disfrutar a mi hermano, de descansar tranquilamente un fin de semana, el estresarme de como será este semestre con mi maestría a casi al tope y no saber como me irá con mi trabajo.

Algo que he leído hace unos instantes fue un cuento sufi del rey que pide a sus sabios una frase para los momentos de desesperación, y la frase fue: “esto también pasará” lo cual me relajó, pero es curioso que cuando pienso en el problema, obviamente mi cuerpo se tensa y me siento mal… y es cuando busco el calor y confort de un abrazo, pero me considero un miedoso al solicitarlos, de hecho yo los doy  pero casi nunca los pido… porque busco torpemente dar la imagen de alguien auto-suficiente cuando en realidad en esos momentos me siento mas vulnerable que nunca…

En fin, por el momento dejo de escribir y cenaré algo en compañía de mi carnalito, que sea lo que Dios quiera y confío que será para bien

un abrazo a mis dos lectores!

Read Full Post »

A menos de 24 horas de que se “acabe” el año, me da curiosidad leer lo que algunas personas escriben en sus estados de Facebook, hay quienes hacen su recuento de manera breve, otros piden lo que la navidad NO les trajo, y otros echan pestes de lo pésimo del día. Siguiendo la línea de una revisión sencilla del año, sobre eso quisiera escribir en este momento.

Bueno, en realidad no hay mucho que decir, jajaja la vida da muchas vueltas pues hace un año estaba desempleado, solo como champiñón y con un montón de dudas existenciales… hoy sigo igual con la única diferencia de que tengo chamba ( jaja es broma…!).

En realidad este año ha sido gratificante, por el hecho de que he vivido muchas cosas que si bien para otros son simples para mí son significativas, no pretendo enumerarlas porque igual y son poquitas pero para mí son valiosísimas:

Personalmente he crecido mucho mas, cada instante cada momento a raíz de mi nuevo trabajo, con una dinámica distinta a mi empleo anterior donde convivo con personas nuevas con enfoques distintos y mas altos lo cual  ha sido muy padre, pues me he obligado a ampliar mas mi visión, a la vez que me ha hecho comprender mas la institución en la que trabajo. El trato con alumnos es muy padre, el trabajar mas de cerca con ellos y considerando que son de otros países requiere como lo mencioné, una apertura completa y un juego de diplomacia constante buscando siempre el ganar-ganar por todos lados. El tratar con personas dedicadas a la investigación y conocimiento y descubrir que así como hay quienes son gente difícil en el trato,  hay quienes los descubro como personas sencillas, que son tan humanos como yo y que tienen una disposición de hacer las cosas bien para beneficio de su entorno, ¡eso es genial!. A pesar de los puntos malos que he encontrado en dónde estoy, agradezco a Dios esta oportunidad que me ha dado y le pido mas inteligencia para aprender lo más que se pueda para devolverlo con bien a los demás (al menos en lo que me llegase a tocar otro maldito reajuste, como en el que me “eliminaron” por elemento “non grato” jaja) .

En mi crecimiento personal he ido avanzando constamente, una serie de talleres me han ayudado para comprender mi comportamiento en mis relaciones y lo que busco en una pareja, esta parte ha sido muy fructifera o al menos así lo siento yo, pues me he dado cuenta que sí que me he enamorado, pero tengo una manera muy particular de hacerlo aunado a la manía de hacerlo tan intelectual que reprimo el sentimiento, lo que me salva a no volverme loco en ese aspecto es escribir. Y es que desde hace un año he escrito tantas cosas y todo por lo que esa personita especial me ha hecho sentir… es aquí donde no tengo palabras para explicar lo que he experimentado últimamente, solo sé que me hace trabajar en el  sentir y escribir con respecto a ello y volver a escribir y escribir, pues los breves momentos que he estado con ella me ha dejado sin palabras pero con ganas de conocerle mas, de desear estar mas tiempo con ella ¡así de simple! pero aún batallo para expresarselo y se que esto me ha marcado de una u otra forma.

Últimamente mis pensamientos toman un giro diferente, ya no me martirizo tanto con mis fracasos y busco pensar de una manera mas evolutiva, reconociéndome mas consciente de lo que soy y valgo como ser humano y trabajar en ser responsable sintiéndome menos culpable. De esta forma mi mente se libera poco a poco y se torna mas creativa y efectiva dejando atrás las marañas de los planes que nunca se realizan, aunque sé que estoy en proceso de cambio.  En este punto relativo a lo consciente creo que va la parte espiritual, que si bien reconozco que en este año asistí muy poco a ciertos oficios religiosos (no recuerdo siquiera si me confesé, ja) creo en Dios y no pienso en dejar de creer en Él. Lo que me lleva a tener siempre en mente que todo lo que haga, lo haga por amor al prójimo para hacer de mi tierra un lugar mejor.

Aparte de todo lo anterior, hay muchas otras cosas mas, amistades, problemas, miedos, incertidumbres, etc. pero sé que estos temas los desarrollaré conforme sea necesario…

¿Qué depara el 2012 para mí? no lo sé, pero sé que lo recibiré con muchas ganas de aprender y de hacer que las cosas ocurran

Amén!

PD: solo sé que me siento seguro de algo… la quiero! =3

Read Full Post »

Estoy a 2 semanas de un dead line de mis tesistas, y yo aún sigo revisando conclusiones y marco teórico, aparte, tareas de mi maestría, aparte, reportes de mi trabajo, aparte pendientes de casa, aparte… hacer un detallito sencillo (que no he podido siquiera comprar el material).

Tenía ya unos meses de no estar despierto a esta hora… confío que sea de las últimas, porque si sigo así, como sé como estaré el año entrante con mi carga completa de maestría. hace unas 7 horas traía un fuerte dolor de cabeza por el estrés y pendientes, lo cual me molesta, pues me hace recriminarme el no haber inscrito con anterioridad carga completa de materias, pero lo hecho ya está y pues a seguirle adelante.

en fin, solo quería escribir algunas cosas, a ver si de perdido me duermo una hora…

Read Full Post »

Older Posts »