Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘conocerse’

blog_adhd-main

La duda asfixiaba el corazón de Miguel, como si un par de manos imaginarias le apretaran la garganta al tratar de respirar. Y es que no podía dejar de pensar en ella, se había vuelto algo tan natural como la respiración, inspiraba su recuerdo y espiraba su ausencia.

Todo su ser se quedaba en pausa cuando le veía pasar a lo lejos, pues sentía como una sensación de locura reprimida subía desde sus pies, se instalaba en su pecho y destilaba a través de sus ojos, con una mirada torpe que lo delataba a kilómetros de distancia. Lo curioso de todo esto que que ella no lo notaba ¿Por qué de entre todas las personas que le repetían a Miguel una y otra vez que parecía enamorado, ella nunca mencionaba nada?.

Cada que ella pasaba por su lado, Miguel quedaba absorto sin poder decir nada y cuando sentía que podría haberle dicho algo en particular, ella ya se encontraba a varios metros de distancia de él, dejándolo sin poder decir nada más.

Pero en esta ocasión fue diferente, se armó de valor y haciendo acopio de toda su valentía salió a su encuentro y mientras ella le miraba curiosa, él trató de hablarle de la noche anterior, de cuando vio la luna llena en todo su esplendor y de como le hizo recordar la blancura de su piel, mencionó también aquellos dos cometas que divisó y que se asemejaban a sus dorados (y adorados) ojos.

Pero para su mala suerte, hablar de los astros y otros objetos espaciales nocturnos le hizo recordar a ella sobre su tarea de astronomía, así que de inmediato tomó su teléfono celular y empezó a mandar mensajes a sus compañeros o al menos eso quiso suponer Miguel, pues la veía tan alegre y amistosa que ya hubiera deseado, que por un solo día en su vida ella se hubiera dirigido así con él, aunque fuera para pedirle la hora.

Por tanto, en vista del fracaso que presentía, Miguel ya estaba emprendiendo su huida cuando la voz de ella lo hizo detenerse y volverse un poco, mientras su mente aún confundida, trataba de asimilar esta nueva situación a la vez que esa voz se clarificaba en su interior para escuchar ahora con claridad “Gracias por recordarme la tarea, porque entre la escuela y el trabajo de medio tiempo olvido con frecuencia en que día estoy. ¿Sabes?, voy para la biblioteca para buscar unos libros, ¿me acompañas?“, esto último encendió el corazón atribulado de Miguel y elevó al máximo sus sentidos dejándolo en un especial estado de dicha.
Tenía ante él, la oportunidad ideal de tener por lo menos un par de minutos más para poder conversar y así aclarar lo que la presencia de ella, Andrea, le hacía soñar…

___

Este cuentito lo empecé a redactar días después del cuento “La entrega“, porque también me sucedió algo similar auque no con el final que aquí presento. Lo que más me motivó a redactarlo fue la sensación de incertidumbre que me causaba no saber qué era lo que yo estaba viviendo. Ahorita tal vez no tenga mucho sentido publicar este cuento, pero no quería dejarlo en borrador y preferí darle un final emtre abierto y con tono dulzón lleno de ilusión.

Siento que vienen nuevas historias con base en mis nuevas vivencias, algunas serán más poéticas y otras… pues no lo sé, todo depende de como las experimente =)

AMDG

Read Full Post »