Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘La última cima’

Es interesante no saber muy bien como empezar este post, porque hablar de un documental como este o de una película que me haya gustado es complicado, por el simple hecho de que ambas cosas generan en mí emociones y a la vez ideas que quisiera compartir en ese momento con quienes me relaciono, pero o experimento la película (experimento en el sentido de vivirla) o la reflexiono… a veces es inevitable hacer ambas cosas a la vez, lo malo es que no tengo una grabadora a la mano ni un control para poner en pausa la cinta. Así que dejaré que mi mente si hizo bien su chamba, recupere la información y buscaré ser breve en mis comentarios.

Para empezar debo decir que de hace un año para acá, aproximadamente he estado mas atento a lo que percibo a mi alrededor y no se diga en cuestión de Fe, porque si bien admito que no voy a misa o que no esté muy de acuerdo con algunas cosas de la Iglesia, no quiere decir que reniegue de mi Fe católica que busco vivir de una manera mas práctica. Aunado a esto, una relación afectiva truncada, un cambio de trabajo y recientemente otras situaciones mas pues me hacen cada vez cuestionarme las cosas y reflexionarlas para de ellas lograr algún aprendizaje que me lleve a crecer y ser un mejor Ser humano.

Pues bien, la semana pasada estuve viendo algunos promocionales o carteles de películas y me sorprendió ver una nota que se refería a una película llamada “la última cima”  que narraba la historia de un sacerdote que deseaba morir en la montaña (a grandes rasgos fue lo que leí) y debo admitir que todo lo que habla de religión o fe y especial de la católica me llama la atención (y mas si es se sacerdotes  fuera de los convencionales) y me dio curiosidad verla, lo cual, no esperaba hacerlo en este fin de semana y pues se me cumplió el deseo.

Al principio la manera en como el director empieza su cinta se me hizo un poco rara, por la introducción que hacía, pero le di la razón… “si haces una película que critique a los sacerdotes, harás mucho dinero, si haces lo contrario, te lincharán” y tenía mucha razón, no podía estar mas de acuerdo con él, pero bueno lo importante es que esta cinta hablaba bien de 1 solo sacerdote Pablo Domínguez pero lo curioso es que este sacerdote casi no sale en la película, sino que es el testimonio de quienes lo conocieron los que formaron la película, y si vieran que agradable resulta escuchar eso… y no porque hablen echándole rosas o algo así, en realidad puede sonar de esa manera, pero es que solo hablan de la manera en que este buen sacerdote vivió su vida, y la verdad… sacerdotes como él, son los que Dios pide en todo momento, y no tanto como sacerdotes sino como seres humanos.

¿Por qué digo todo esto? porque la película retrata un modo de vida ejemplar que me llegó profundo, pues en mi formación de vida que he llevado, este sacerdote es un ejemplo de vida para muchos seres humanos, tanto por como se entregaba a los demás como dedicaba su vida a un propósito mayor que él mismo. Este señor, no se andaba con nimiedades, hacía las cosas con toda la mano y se entregaba con toda la mano por eso le aprecié mucho, por eso me emocionó esta cinta. Era ¿cómo decirlo? un entrenador de vida (ja, bajo mis términos de entrenadores ontológicos, ja) pues declaraba y cumplía con su palabra.

Un muy buen retrato de un excelente ser humano, que a pesar de sus deficiencias como tal, las hacía nada al entregarse a los demás, así de sencillo y creo que no debería decirse mas.

¿qué cosas buenas aprendí de él? no las recuerdo todas (posiblemente sean pocas las que me vienen a la mente, pero trataré de hacer memoria)

  1. Autenticidad (convivía con los niños de tal manera, que le buscaban) las personas también veían en él algo que les llamaba la atención, y por si no se habían dado cuenta, buscamos en los demás algo de lo que carecemos…
  2. Aceptación, trataba a todos por igual, fueran de otras religiones, tuvieran otras preferencias o fueran de otro estrato, las personas lo notaban y le buscaban por eso (a los que la vean, pongan atención a una anécdota que cuenta la mamá sobre un chico que le pide un abrazo)
  3. Entrega, daba todo de sí en lo que hacía, mucha gente se sorprendía de la forma que aprovechaba el día, pues hacía tantas cosas que parecía que sus días eran de 48 horas, me sorprendió una anécdota que cuentan de que en un día fue y vino a otra ciudad (tomando un avió, claro) solo para estar una hora o dos con una persona y regresar a sus deberes, y lo padre es que también se daba su espacio para sus horas de oración, las personas decían que cuando hablaba con ellas les ponía mucha atención a lo que decían, es decir, realmente se interesaba por lo que le contaban.
  4. Humildad, no se paraba el cuello ante los demás ( a pesar de tener doctorado en filosofía y teología) siempre llegaba a alguien desde abajo, es decir, con humildad sin llegar a ser arrogante y todo con sencillez en el trato, como Jesucristo lo hizo cuando predicaba (nunca anduvo de presumido).
  5. Claro, es decir no se andaba con revolturas, era muy inteligente de tal forma que al principio abarcaba varios temas y luego los anudaba con ingeniosidad (como un buen maestro) hay una anécdota de como su sencillez, claridad, maestría y autenticidad le permitieron hacer una homilía usando el llanto de un niño bebé durante una de las celebraciones de misa (muy ingeniosa)
  6. Decisión, sabía lo que quería e inclusive como deseaba morir, y no tanto por un deseo suicidad sino por el hecho de que al no tener miedo a la muerte la veía de una forma tan natural que esperaba con ansia atravesar ese portal llamado muerte y llegar al otro lado.
  7. Fe, no se diga mas… confiaba en Dios de manera única y mientras vivía en la tierra actuaba de acuerdo a esa convicción de vivir en Dios
  8. Amor a Dios, que manera tan extraordinaria de este sacerdote de vivir a Dios y su fe, que cuando iba de excursión a la montaña, en la cima de dónde llegaba celebraba la eucaristía! eso me convmovió mucho pues se me hacía un regalo extraordinario. Recuerdo el relato de un sacerdote cautivo por guerrilleros, que para evitar que le descubrieran, celebraba la comunión con unas gotas de vino (aparte de que era muy poco lo que tenía en ese momento) Estos dos sacerdotes dan un ejemplo de como la comunión les daba la fuerza espiritual para seguir adelante.
  9. Desapego, lo que tenía lo compartía a los demás, y no dejaba nada para sí, vivía al día y por lo tanto dejaba atrás lo que no servía. Vivía en el presente, vivía para Dios y para los demás y no es que se dejara a él de lado, pero la manera en que decidió vivir era lo que le permitía vivir tan intensamente, cosa que creo muy pocos pueden presumir (y que dudo presuman).
Y habrán muchos otros puntos mas que en este momento escapan de mi mente, pero creo que vale la pena volver a ver de nuevo esta película y extraer nuevos puntos a considerar y aquí termino con mi descripción.
En general, así hubiera sido sacerdote católico, mahometano, budista, rabino, musulmán, etc.  un hombre como este vale la pena tener en cuenta por como vivió y tomar su vida como ejemplo para la nuestra, no es tanto en lo que crees sino como vives lo que crees y personas como Pablo Domínguez son un buen ejemplo de ello, de que las palabras jalan pero el ejemplo arrastra =)
Ojalá y hubiese mas personas como el buen Pablo (ya no tanto sacerdotes, para aquellos que aún desconfíen de estas personas)…
Un saludo para mis dos lectores!
y un saludo para Pablo allá arriba, desde la cima de Dios =)
Pablo Domínguezy una foto de Pablo  (tomada del siguiente sitio)

Read Full Post »